Recientemente hemos discutido varios de los sistemas de iluminación que podemos aplicar en nuestros tanques de 15mm (ver aquí). Uno de estos sistemas es el llamado color modulation o modulación, que veremos más en detalle en este artículo originalmente publicado en el 2012 y que acabo de actualizar (2021).

A la hora de pintar nuestros tanques de 15mm podemos aplicar directamente el color en cuestión, por ejemplo un verde oliva para un tanque Sherman, y a continuación pintar los detalles sin más. Sin embargo, el resultado final será muy plano. Además, también quedará muy oscuro puesto que los objetos pequeños, como nuestros pequeños tanques, reflejan menos luz que los objetos de mayor tamaño, como un tanque a escala real. Por lo tanto, es muy importante aplicar algún tipo de iluminación, ya sea algo sencillo como una luz cenital, o algo más complejo como la modulación. En este artículo discutiremos más en detalle la modulación aplicada en miniaturas de 15mm. Si queréis saber más sobre otros sistemas de iluminación, y por qué éstos son importantes, podéis echarle un ojo a este artículo.

Lamodulación” (del inglés, color modulation) es una técnica o estilo de iluminación desarollada en el estudio de Mig Jimenez (AMMO) hace ya varios lustros, y que consiste en crear en crear contrastes muy agresivos entre luces y sombras para hacer que nuestros tanques a escala sean mucho más vistosos. Es importante recordar que estás técnicas, como tantas otras comentadas en este blog, están ideadas para trabajar piezas de escalas muy superiores, y por tanto, los resultados pueden estar un poco limitados cuando las aplicamos en tanques de 15mm. No obstante, la forma de aplicarlas, es idéntica.

Me gustaría aclarar que desde mi punto de vista no existe un sistema de iluminación que sea extrictamente mejor que otro. Lo que hay son sistemas de iluminación que nos pueden gustar más o menos. Esto es un arte, y como tal, es subjetivo. A mi personalmente me encanta la modulación: disfruto mucho aplicándola y viendo como el vehículo cobra vida poco a poco, y además me gusta mucho el resultado. Pero con esto no quiero decir que la única forma de iluminar nuestros tanques de 15mm es aplicando una modulación. El resto de métodos son igualmente válidos. Lo que sí que creo que es necesario es aplicar algún tipo de iluminación en nuestros tanques de 15mm. Da igual cual, pero debemos compensar su tamaño tan pequeño jugando con colores más claros que el del vehículo a escala real.

El sistema de iluminación más habitual aplicado en miniaturas es el cenital, donde consideramos un único foco de luz, el sol, para marcar las zonas iluminadas. Además, este sistema es el más real de todos. Sin embargo, para la modulación consideraremos varios puntos de luz aleatorios, en lugar de considerar uno único.  Es decir, cada parte de nuestro vehículo tendrá sus propias luces y sombras, orientadas de forma única e independiente del resto. En cierto modo, la modulación recuerda a los objetos renderizados digitalmente en 3D. Como os estaréis imaginando, este sistema de ilumación no es realista en absoluto. De hecho, es probablemente el más irreal que podríamos utilizar. Sin embargo, el sacrificio de realismo lo hacemos a favor de un mayor contraste y vistosidad, lo que en mi humilde opinión, es importantísimo a la hora de pintar tanques en 15mm. Esas luces a priori irreales llamarán mucho más la atención del espectador, además de hacer destacar nuestros pequeños modelos sobre el campo de batalla.

Cuando aplicamos una modulación normalmente empezaremos pintando el tanque con un color  oscuro y luego lo vamos aclarando, creando un gradiente desde la sombra hasta la luz máxima. Por supuesto, ésto podemos hacerlo a la inversa: podemos empezar con el color más claro y luego ir trabajando las sombras. O podemos aplicar el color base, y luego crear las sombras y luces. Cualquier opción es válida. Personalmente encuentro más sencillo la primera opción de todas: primero aplico el color más oscuro y luego voy aplicando capas más claritas para crear las luces.

Suelo aplicar 4 ó 5 capas de pintura aprovechando los sets de modulación de AMMO (set de 4 colores que van desde el más oscuro hasta el más claro). Para hacer una modulación necesitaremos un aerógrafo (*), ya que la idea es crear suaves degradados. No obstante, la última luz, o el color más claro, lo aplicamos a pincel sobre los pequeños detalles, como remaches, portezuelas, visores, etc. para conseguir una clara definición del conjunto. Este último paso es muchas veces obviado, pero es importantísimo para conseguir que la modulación funcione.

(*) Hay otras opciones, pero éstas son mucho más complejas y llevaderas, como por ejemplo utilizar óleos a modo de filtros -pintura MUY diluida- para cambiar el tono de la superficie. Por ejemplo, podríamos aplicar filtros oscuros en la zona de sombra para oscurecer el color.

Un concepto primormial en la modulación es el de “panel”, por el que nos referimos a cada superficie del tanque que está claramente delimitada. Por ejemplo, en el chasis podemos diferenciar entre el panel del glazis, la parte superior, los laterales, y la parte trasera. Las pequeñas escotillas y otras superficies semejantes como la tapa del motor también las podemos trabajar como paneles independientes. Siguiendo esta idea, en la modulación crearemos un juego de luces y sombras único en cada uno de los paneles. O al menos, lo haremos en los más grandes.

Las luces las aplicaremos de una forma muy específica: procuraremos situar la luz máxima de un panel justo al lado de la sombra máxima de otro panel adyacente. Al hacer esto, maximizaremos el contraste entre dos paneles. Por ejemplo, en el tanque E100 de más abajo vemos que hemos aplicado la luz máxima -el color más claro- en la parte delantera del panel horizontal del chasis, dejando la sombra del glazis en la parte superior para crear un corte limpio entre ambos paneles. O en el caso de la torreta, podemos aplicar las luces en la parte inferior del mantelete frontal, pero en la parte superior de los laterales. Como véis, el contraste resultante es espectacular (y exagerado, sí. Pero de esto hablaremos más tarde).

Para pintar cómodamente cada panel sin pintar o ensuciar los adyacentes tendremos que utilizar máscaras. Podemos utilizar un trozo de papel, cinta de enmascarar o incluso masilla para enmascarar (por ejemplo, masilla auto-adhesiva Blu-Tack. El papel y cinta nos servirá para los paneles planos y muy angulosos. Mientras que la masilla puede ser muy útil para aquellos paneles de formas poco angulosas o redondeadas. La idea es tapar y proteger los paneles que no queremos pintar. Esto es muy importante porque para conseguir el contraste máximo que estamos buscando entre sombras y luces necesitaremos un corte muy limpio entre paneles. Si no usasemos máscaras, esto sería imposible. Aunque mucha gente omite este proceso probablemente por ser tedioso, es primordial si queremos que la modulación funcione.

La primera luz es la más compleja de todas dado que tenemos que decidir dónde y cómo aplicarla en cada uno de los paneles. Esta primera capa nos servirá de mapa para las siguientes luces. Yo suelo empezar por los paneles más grandes, por ejemplo la parte superior del Tigre que vemos más abajo. Y después voy buscando la forma de obtener el mayor contraste posible entre los paneles restantes. Me fijo donde está la sombra máxima de un panel para colocar la luz máxima en el panel de al lado. Tampoco tiene que ser perfecto. Nos bastará con crear unos cortes agresivos en los paneles más grandes para hacer que el conjunto funcione.

Aunque he mencionado que debemos crear “cortes limpios” entre luces y sombras, ésto no significa que debemos hacerlos exagerados. Evitaremos crear un salto desde un color con un valor muy alto (casi negro) a uno muy bajito (casi blanco). Es decir, es muy importante elegir correctamente los colores que vamos a utilizar para crear las luces y las sombras. En este sentido los sets de AMMO funcionan muy bien y nos ahorran la necesidad de hacer mezclas. Además, será muy importante crear unas transiciones suaves entre sombra y luz máxima, lo que significa que utilizaremos los colores intermedios para crear una zona de transición gradual. El corte limpio tiene que ser entre dos paneles diferentes, no dentro del mismo panel. Recordad que podemos diluir la pintura con más diluyente para aplicar unas capas de pintura más finas, lo que nos ayudará a suavizar el gradiente.

Finalmente, nos queda comentar algo sobre el efecto tan “exagerado” que nos puede parecer el resultado de esta técnica de iluminación. De entrada, coincido plenamente: es cierto que una vez aplicada una modulación el resultado es muchas veces estridente. Pero no debemos olvidar que éste es solo el primer paso del proceso de pintura. Una vez hemos pintado nuestro color base, con sus luces y sus sombras, viene toda una serie de capas con las que crearemos los llamados “efectos de envejecimiento” (del inglés, weathering effects). Estos incluyen desde un lavado oscuro para resaltar todos los recovecos, hasta efectos de escurridos, desconchones y polvo. La suma de todas estas capas amortiguarán en buena parte los contrastes creados con la modulación, perdiendo ese efecto tan exagerado que nos pueda parecer al principio. Es más, los contrastes que creamos con la modulación son MUY importantes precisamente porque al final del proceso aún podemos entreverlos. Esto añade otro nivel de detalle e interés al modelo. Si aplicasemos una iluminación más simple, los efectos de envejimciento se la comería literalmente, generando un resultado mucho más plano.

Por supuesto, volvemos a recordar que los volúmenes (el juego de sombras y luces) no sólo los podemos crear aplicando una modulación con el aerógrafo. Hay otras opciones, como por ejemplo el método oil paint redering de Michael Rinaldi, que ya hemos mencionado alguna vez. Este señor aplica un color base sin más, y luego con óleos crea las zonas de sombra y de luz en diferentes paneles o partes del vehículo, aplicando óleos oscuros y claros respectivamente.

 

Para resumir, estos son los aspectos más importantes de la modulación:

  • Es una iluminación irreal, pero muy llamativa.
  • Trabajamos el tanque por paneles o superficies.
  • Creamos contrastes muy marcados entre paneles alternado sombras y luces.
  • Aplicamos las luces (o sombras) preferentemente con aerógrafo, aunque la última luz la damos a pincel sobre los pequeños detalles.
  • Utilizamos máscaras (papel, cinta de enmascarar y masilla auto-adhesiva) para crear cortes limpios entre paneles.
  • Aunque los contrastes nos parezcan excesivos, los efectos de envejecimiento que aplicamos a continuación suavizarán el conjunto.

 

14 thoughts on “Modulación (color modulation) en 15mm”

  1. Hola Rubén!

    Llevo siguiendo tus trabajos muchos meses, pero veo que el blog lleva parado un tiempecillo… espero que no sea nada grave y que se deba solo a falta de tiempo! (Lo normal, vamos).
    Me preguntaba también si estarías dispuesto a dejarme traducir tus tutoriales y subirlos warzoneminis.com (O si los tienes tú traducidos en otras páginas).

    Allí subo periódicamente tutoriales que me parecen interesantes y que pueden resultarle interesantes a la gente. Evidentemente tus minis de FOW son de las mejores y sería genial poder ver tus tutoriales allí. Por supuesto nada más entrar en cada tutorial sale tu nombre y un enlace a tu web.

    Espero que sigas publicando entradas tan interesantes como has hecho hasta ahora.
    Un saludo y mucho ánimo!

  2. Hola,

    Por supuesto que puedes!!!. Lamentablemente no los tengo traducidos, pero puedo darte el material original de lo que aquí publico, con las fotos más grandes.

    Hace mucho que no publico nada por falta de tiempo :(. No obstante, tengo medio preparado un nuevo artículo para hacer marcadores de estelas de cohetes para FoW!.

    Saludos y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.