Hoy me gustaría presentaros algo nuevo. Aunque ya he explicado repetidas veces como pintar y aplicar efectos de envejecimiento en vehículos históricos de 15mm (escala 1:100), nunca lo he hecho utilizando un tanque de 28mm (escala 1:48-1:56), como los que usamos para jugar a Bolt Action. Si bien es cierto que ya exploré un poco este tema pintando un par de tanques para Warhammer 40.000 (aquí y aquí). En cualquier caso, aprovechando que ha llegado a mis manos este bonito modelo de tanque superpesado americano T34 de Khurasan Miniatures, decidí sacar fotos del proceso de pintura y preparar un tutorial para tanques para Bolt Action o cualquier wargame de 28mm de la 2GM.

Antes de empezar, recordar que existen varios tipos de pintura en función del solvente o medium. Las pinturas acrílicas se diluyen con agua y el pincel se limpia también con agua. Estas pinturas secan en segundos. Por el contrario, las pinturas de tipo esmalte u óleo se diluyen con disolventes como White Spirit o esencia de trementina (cuidadín con el aguarrás de los chinos que os cargáis todo), con el que también limpiamos el pincel. Estas pinturas tardan en secar horas y se pueden trabajar mientras tanto. Mayormente, necesitaremos estas pinturas:

Resumen:

  • Imprimación
  • Colores básicos (por ejemplo, modulación con aerógrafo)
  • Calcomanías
  • Barniz satinado para proteger la pintura acrílica
  • Filtro
  • Lavado
  • Desconchones
  • Escurridos y suciedad
  • Pigmentos
  • Efectos de aceite o grasa

Como de costumbre, empezamos eliminando las posibles líneas de molde y otros defectos con una cuchilla y unas limas. Para eliminar los restos del agente desmoldante, es conveniente lavar con agua y jabón todas las piezas de resina. Una vez seco, pegamos las piezas con cianocrilato. Finalmente, aplicamos una capa generosa de imprimación con el aerógrafo o espray y lo dejamos secar toda la noche. Normalmente utilizo color gris al ser un tono intermedio o neutro.

Para pintar el color principal, verde oscuro u oliva, podemos seguir diferentes escuelas o métodos de iluminación. Aquí, he utilizado un aerógrafo para aplicar una modulación, método que ya he explicado previamente aquí. Básicamente, la idea es forzar luces y sombras en cada uno de los paneles del vehículo para crear contrastes muy marcados. Utilicé el correspondiente kit de modulación de AMMO, el cual incluye varios botes de pintura con las mezclas ya listas. Apliqué tres luces. La última luz se aplica a pincel encima de detallitos, como remaches y rejillas. Con un gris oscuro pintamos las orugas y el caucho de las ruedas. Y con los correspondientes colores terrosos, podemos pintar las mantas, mochilas, etc o cualquier bártulo que nuestro tanque lleve. Y con metálico, las herramientas.

Para conseguir los mejores resultados pintando una modulación es importante utilizar mascaras con las que crear los contrastes, como cinta de enmascarar, Blu-tack o simplemente un trozo de papel. Algunas veces no necesitamos mascara alguna, y simplemente inclinando el vehículo en el ángulo adecuado podemos pintar un panel sin miedo a pintar el adyacente.

Puse un par de calcomanías grandes con una estrella americana en la torreta con los productos Micro Sol y Micro Set (echar un ojo a este tutorial). También quería añadir una estrella mucho más grande encima de las rejas del motor en la parte trasera. Sin embargo, no tenía a mano una calcomanía tan grande y demás la superficie de rejilla haría sumamente difícil colocar una calcomanía. Al final me lancé a pintarlo a mano utilizando la rejilla como referencia para a mantener las proporciones de la estrella y circulo.

Para añadir un poco de color, simulé un efecto de óxido y desconchado en los tubos de escape con la técnica de la esponja. Primero pinté toda la pieza con Marrón mate 984 (Vallejo). A continuación añadí algunos desconchones o simplemente oxido con un color más claro, Marrón naranja 982 (Vallejo), y otro más oscuro, Óxido oscuro 302 (Vallejo), con la ayuda de una esponja. Finalmente, con el color verde más claro que utilicé durante la modulación pinté desconchones negativos en los bordes de los escapes (es decir esto vendría a representar la pintura que aún no se ha caído o desconchado).

Antes de continuar con esmaltes y óleos, es ESENCIAL aplicar una capa de barniz satinado con el aerógrafo. La idea principal es proteger la capa de pintura acrílica que acabamos de dar de las siguientes

El primer efecto con esmaltes que vamos a aplicar es un filtro marrón para vehículos verdes de AMMO A.MIG-1006. Un filtro es una pintura muy diluida, y la idea es cambiar ligeramente el color de una superficie. Aquí utilicé un color marrón oscuro para corregir la excesiva última luz del verde y recuperar el color oliva, y también para añadir un poco de suciedad. Para aplicar un filtro primeros cargamos el pincel de pintura y luego descargamos la mayor parte sobre un papel. Finalmente, damos pinceladas sobre la superficie de interés suavemente y lo dejamos secar una hora. Aquí lo apliqué por todo el carro usando un pincel plano.

El siguiente efecto es un lavado marrón para tanques verdes de AMMO A.MIG-1005. El objetivo de un lavado, a diferencia del filtro, es resaltar los recesos con un color más oscuro que la superficie. Con un pincel fino aplicamos selectivamente el lavado solo en los recovecos. No os preocupéis si os pasáis o salís.

Lo dejamos secar una hora, y a continuación eliminamos el exceso de lavado con un pincel humedecido con White Spirit o trementina. De esta amanera dejaremos el lavado recluido solo en los recesos. En las superficies verticales podéis dar pasadas verticales de arriba-abajo para crear al mismo tiempo algunos chorretones. En el caso de las superficies horizontales, la dirección da un poco igual siempre y cuando no os llevéis todo el pigmento.

Ahora volvemos temporalmente a las pinturas acrílicas para simular los desconchones. Necesitaremos dos colores: uno más claro (como un tono beige para nuestro tanque verde oliva) y un color marrón oscuro como Óxido oscuro 302 (Vallejo). El primero nos servirá para crear arañazos y desconchones superficiales, mientras que el segundo nos servirá para representar desconchones más profundos que dejan el metal a la vista. Para pintar los desconchones combinaremos el pincel y la esponja, pero sin abusar de este efecto. Es un tanque, no un coche de choque. Podéis leer más sobre desconchones aquí. Una sola nota: no se trata de que tú veas el efecto de desconchón claramente como un punto oscuro con su reborde claro. Respetar la escala de lo que estáis pintado. Los desconchones a esta escala deben ser en su mayoría muy pequeñitos.

Dejamos los acrílicos de nuevo para retomar los esmaltes. El siguiente efecto serán los escurridos. Normalmente escojo tres o cuatro colores de efectos de escurridos de AMMO que coincidan con lo que quiero representar. Por ejemplo, tonos rojizos para oxido. O tonos blanquecinos para polvo. Usando un pincel fino aplicamos los esmaltes a modo de líneas únicamente sobre las superficies verticales o inclinadas. En lugar de cubrir todos los paneles verticales de forma más o menos homogénea, intentad trabajar de forma diferente diferentes áreas (por ejemplo, más suciedad cayendo de una escotilla).

Inmediatamente, con un pincel humedecido con White Spirit fundimos los escurridos dando pinceladas verticales con un pincel plano. Una vez seco, podemos repetir el mismo proceso en ciertas áreas para potenciar el efecto. O por ejemplo, podemos pintar de forma muy marcada un escurrido cayendo de un desconchón. De nuevo, no abuséis de este efecto. No se trata de llenar el carro de escurridos muy marcados. Intentad ser sutiles y trabajar diferentes zonas de forma diferente para ganar más personalidad.

De forma similar, podemos utilizar los mismos productos/colores para escurridos o directamente oleos para trabajar las superficies horizontales. Aquí no podemos hacer escurridos, por eso de la gravedad. En su lugar, podemos simular acumulación de polvo o suciedad en algunas zonas. Primero aplicamos un poco de oleo del color deseado, y luego lo fundimos con White Spirit. Aquí tenéis más información sobre cómo trabajar paneles horizontales.

Podemos parar aquí. O si queréis, podemos seguir añadiendo niveles de envejecimiento.

 

El siguiente serían pigmentos. En esta ocasión los he utilizado en húmedo, lo que significa que los he disuelto con White Spirit. Aquí no interesa usar el Pigment Fixer porque no queremos que el pigmento quede fuertemente adherido a la superficie. Con White Spirit, disolvemos una mezcla de dos o tres pigmentos en una proporción de 3 a 1 (3 veces más de disolvente). Cuanto más diluido, menos intenso será el efecto resultante. Y viceversa. Ojo, si os pasáis de pigmento os quedará un polvorón… Tirar por lo bajo, dado que siempre podéis añadir otra capa. Aplicamos esta suerte de “lavado” alrededor de detalles y recovecos, especialmente en los guarda barros (zonas más expuestas al polvo). Cuando aún está húmedo, podemos espolvorear un poco más de pigmento seco encima si queréis potenciar el efecto en algunas zonas (pero no os paséis!!!!). Lo dejamos secar completamente durante 1 o 2 horas. Está seco cuando el disolvente se ha evaporado completamente.

 

Una vez está seco, con un bastoncillo eliminamos el exceso de pigmento de tal manera que éste solo quedara recluido en los recovecos, donde el bastoncillo no llega. Podemos trabajar las orugas y ruedas exactamente de la misma forma.

 

Finalmente, podemos añadir efectos de grasa o aceite utilizando el correspondiente producto de AMMO. Podemos diluirlo con un poco de White Spirit para crear efectos de aceite más o menos intensos. Jugar con eso. Estos efectos son especialmente interesantes cuando se aplican sobre zonas mateadas por el pigmento, dado que el efecto de aceite es brillante. No os paséis. Un par de efectos aquí y allá bastan.

Para terminar, me gustaría de nuevo incidir en algo que he repetido varias veces: no abuséis de los efectos de envejecimiento. No se trata de crear un tanque que parece salido del desguace. Aplicar cada efecto en su justa medida. Cada efecto de envejecimiento es una capa o nivel. No hace falta forzar cada una de ellos para que se vea claramente en el vehículo. El resultado final es la suma de todas ellos, y es lo que cuenta. Un efecto de chorretón sutil es más que suficiente para incrementar la riqueza del conjunto.

Galeria


Otro vehículo de Bolt Action pintado de forma similar:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.