daoiz y velarde monteleon

El 2 de mayo de 1808 fue el día en que el pueblo español, en la capital del Imperio español, decidió levantarse en armas contra el invasor francés. Ese día ha pasado a ser el “Día de la Independencia” en la mayor parte de España (en algunas zonas ha recibido un lavado de cara para llamarse “Guerra contra el Francés”). Uno de las más significativas vicisitudes de aquel día, y que ocupa un lugar especial en el acervo cultural de los madrileños, es la defensa del parque de artillería de Monteleón (o de las Maravillas), dirigida por los capitanes Daoíz y Velarde. Un puñado de soldados y varios centenares de civiles se hicieron fuertes en el parque y se enfrentaron de forma suicida contra el ejército imperial francés bajo el mando del mariscal Murat.

Usado hasta la saciedad por unos y otros en el ámbito político y con diferentes fines, cabe mencionar que aquello no fue sí no el levantamiento de unos “pobres e ignorantes”. Aburguesados e intelectuales mayormente se quedaron bien calentitos en sus casas tras echar el tranco, mientras esos “ignorantes” se lanzaron contra al que veían como opresor y se dejaron el pellejo en las calles de Madrid. Más tarde, todos por igual –pobres y adinerados, ignorantes e intelectuales– se darían golpes de pecho y presumirían de patriotismo. Curioso tuvo que ser el debate interno del intelectual de turno que vería en el Frances la llegada de la esperada Ilustración a España, pero se encontró en la tesitura de tener que elegir entre empuñar el fusil y expulsar al invasor (portador de la Ilustración), o enfrentarse a su vecino “ignorante”. Pero claro, las tornas debieron cambiar cuando los abusos del invasor Frances se empezaban a exceder, que cuando a uno le matan a la madre sin ton ni son algo se revuelve dentro. De una manera u otra, tras la guerra España quedó tocadísima. Buena parte de la gente ilustrada –muchos tildados de afrancesados– tendrían que irse al exilio, precisamente en esos años cuando España necesitaba más que nunca mentes despejadas para compensar a ese nefasto rey de Fernando VII que tuvimos tras la guerra.

Con motivo de la nueva portada de la revista Wargames: Soldiers&Strategy (Spain in the Napoleonic Wars), este es mi pequeño homenaje para aquellos hombres y mujeres que cayeron defendiendo en lo que creían aquel lejano dos de mayo hace un par de centurias.  Ah, en el mismo número de la revista también encontraréis otro artículo mio sobre como pintar polacos de la segunda guerra mundial en 28mm, con miniaturas de Kromlech Historical.

daoiz y velarde monteleon

Historia e inspiración

De aquellas jornadas se han escrito ríos de tinta que podéis encontrar fácilmente en internet. Pero me gustaría dejar aquí el magnífico trabajo del Teniente coronel de ingenieros José Manuel Guerrero Acosta, quien desgrana con sumo cuidado lo sucedido aquel día y desmiente varios mitos. Publicado en la Revista de Historia Militar, y subido por a la red por la Asociación de Voluntarios de Madrid, podéis leer el artículo aquí. Otro artículo del mismo autor, en referencia a los uniformes y banderas, es bastante ilustrativo y podéis leerlo aquí. Lamentablemente encontré la Asociación y estos trabajos una vez el diorama estuvo casi terminad; y como veréis, esto tuvo sus consecuencias. De paso, me gustaría dar las gracias a la Asociación Voluntarios de Madrid por su ejemplar comuniación y ayuda.

A la hora de recrear el diorama, mis principales fuentes de inspiración han sido literarias y pictóricas. De lectura muy recomendada si os gusta el periodo son los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós (1873) y Un día de cólera de Arturo Pérez Reverte (2007). En cuanto a las referencias pictóricas, en forma de óleos, eché un ojo a los trabajos de Leonardo Alenza y Nieto (1835), Joaquín Sorolla (1884) y Manuel Castellano (1862 y 1864). De especial importancia han sido éstas a la hora de recrear la puerta y elegir los colores para las miniaturas. Sin embargo, como habréis notado, estas obras no se hicieron precisamente durante o tras la Guerra de Independencia. Es más, la mayoría de artistas no había ni nacido todavía. Esto significa que parte de lo representado en los lienzos puede caer más en la vertiente artística que en la histórica, como luego veremos. 

daoiz y velarde monteleon

Empecemos por el arco de la entrada. En 1868 el parque, en estado de abandono, es derruido y el solar es urbanizado. Al año siguiente, el arco de la entrada del parque es restaurado en el centro de una plaza (bautizada como Plaza del dos de mayo), donde queda situada junto a una escultura de Antonio Solá de 1822 representando a los héroes de la jornada. El arco restaurado a día de hoy muestra un pórtico de ladrillo visto, si bien esto choca con las obras pictóricas antes citadas, donde las paredes del arco aparecen completamente estucadas. Es más, en esta estampa de un coetáneo de los hechos, Tomás López Enguídanos, se puede apreciar el estucado. En una fotografía de 1868 (antes de ser derruido el parque) se puede apreciar que parte del arco está estucado (la parte blanca) y parte es ladrillo visto. Para más información sobre el arco os recomiendo este magnífico artículo. Puesto que el arco ha sido reparado / restaurado múltiples veces, al final decidí seguir lo representado en los lienzos y la estampa: he simulado un estucado general (con algunas zonas desgastadas).

Especial atención recibe la puerta: en grabados y lienzos aparece intacta. Sin embargo, las memorias del teniente cubano Rafael de Arango (publicadas en 1837, podéis leerlas aquí), testigo de los hechos, indica que la puerta quedó destrozada en el primer envite. A la llegada inicial de los franceses al parque, los españoles guardan silencio. Cuando los gastadores del ejército francés intentan forzar la puerta, los cañones situados en el patio y encarados hacia la puerta abrieron fuego tras la orden de Daoíz, apoyados por el fuego de fusilería desde balcones y ventanas. Tras la retirada de los franceses, Daoíz ordena abrir la puerta destrozada y sacar tres de los cañones fuera (un cuarto quedaría dentro del patio). Por dicha razón, decidí representar la puerta destrozada y colgando de los goznes.

daoiz y velarde monteleon

Respecto a los uniformes, empezaremos con los famosos oficiales. La casaca con la que murió Daoíz se recuperó cuando su cuerpo fue exhumado en 1814 y hoy día se conserva, restaurada, en el museo del ejército. De color azul turquí, aún conserva los bayonetazos que acabaron con su vida. El cuerpo de Velarde, enterrado junto al de Daoíz, al parecer fue encontrado con ropas de civil. Según las crónicas el cuerpo de Velarde fue desnudado y profanado por las tropas francesas, y cuando los madrileños lo recuperaron le envolvieron en una tienda de campaña para después amortajarlo con un hábito franciscano. O quizás en la confusión del momento, fuese el cuerpo de un paisano el que fuese enterrado en lugar de Velarde, tal y como apunta este artículo de Defensa. La casaca de Velarde podría haber sido verde (con vivos morados), tal y como otra suya que paso de manos privadas al museo nacional del ejercito hace unos pocos años. A continuación, os dejo dos retratos en el Museo del Ejército: Daoíz a la izquierda con su casaca azul turquí, y Velarde a la derecha con su casaca verde.

daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleon

 

Acerca de la soldadesca, en el parque había unos 10 artilleros y media docena de oficiales y suboficiales, además de Daoíz, del 3º regimiento, 2ª brigada de parque, 3ª compañía del cuerpo de artillería. Junto a éstos, habría una treintena de fusileros de la 3ª Compañía del 2º Batallón del Regimiento de Voluntarios de Estado. Siguiendo las ordenanzas de 1805, el uniforme del Cuerpo de Artillería contemplaba bicornio, casaca de color azul turquí con vueltas y vivos carmesíes y calzones azul turquí o blanco, como recoge esta foto de unos recreadores de Málaga. Leyendo a José Manuel Guerrero Acosta, el uniforme de los Voluntarios de Estado se correspondería probablemente al del después denominado primer regimiento de Voluntarios de Madrid, que consta de uniforme blanco con vivos y vueltas carmesíes, tal y como se describe aquí. Estos soldados llevarían bicornio, como se puede ver en la estampa de Enguídanos antes mencionada. Sin embargo, esto choca con los soldados españoles representados en los lienzos, quienes parecen llevar uniforme azul turquí y chacó. Esto se corresponde más con el uniforme del segundo regimiento de Voluntarios, hermano del anterior, de azul turquí con vivos y vueltas carmesíes, tal y como se describe aquí. La Asociación de Voluntarios de Madrid y el trabajo de Guerrero apunta al uniforme blanco para los defensores del parque.

Sin embargo, decidí pintar el uniforme azul por una razón un tanto baladí: inicialmente me basé fundamentalmente en la obra de Sorolla (soldados con uniforme azul turquí y chacó), y no fue hasta casi acabo el diorama cuando dí con la asociación Voluntarios de Madrid y el trabajo del teniente Guerrero, y por tanto, con la información que pongo más arriba sobre el uniforme blanco y bicornio. Pero ya era tarde porque solo tenía entre manos soldados con chacó. Mea culpa por no haber investigado con más ahínco antes de lanzarme a encargar las miniaturas. El uniforme correcto habría sido el blanco con bicornio. En todo caso, aquí os dejo una carta de colores para pintar los colores dominantes del uniforme de los soldados españoles (en este caso del segundo Regimiento de Voluntarios y artillería).

daoiz y velarde monteleon

daoiz y velarde monteleon

En el parque solo habría cinco cañones montados en sus cureñas, de a ocho y de a cuatro libras de calibre. Para determinar el color de la cureña del cañón utilicé de nuevo como fuente a otro grupo de recreación histórica, la Asociación Histórico-Cultural “The Royal Green Jackets” con sede en el norte. Como veis, la cureña del cañón está pintada de un color aturquesado muy claro. Para pintar el cañón, empecé pintado toda la pieza con una mezcla de azul periscopios (309, Vallejo) con blanco en la misma proporción (1:1). Tras resaltar las sombras con un lavado de tinta negra con el shade Nuln oil de Citadel, recuperé el color inicial y apliqué una luz añadiendo un poco más de blanco (1:2, el doble de blanco que de azul). Para conseguir el color aturquesado a continuación utilicé un oil brush de AMMO de color verde y fundí la pintura con White spirit.

daoiz y velarde monteleonPor otro lado, los últimos personajes, pero no menos importantes, de las jornadas fueron los paisanos. Varios cientos de civiles, incluyendo mujeres, se unieron a los soldados en la defensa del parque de artillería. Armados en su mayoría con piedras, navajas y cuchillos, muchos de ellos fueron provistos de armas de fuego cuando el arsenal fue abierto por orden de Daoíz. Sin embargo, la mayoría, ignorantes en el uso de armas de fuego, prefirieron utilizar armas blancas. Por ejemplo, al parecer muchos retiraron las bayonetas de los fusiles para utilizarlas como cuchillos. Los paisanos, como os imaginareis, irían vestidos cada uno de su padre y de su madre. Como detalle, la faja era muy habitual tanto como prenda de abrigo como para sujetar los pantalones.

daoiz y velarde monteleon

Referencias y enlaces de interés:

  • Arango, Rafael de (1837). El dos de mayo. Manifestación de los acontecimientos del Parque de Artillería de Madrid. Publicada online en 2008 por la Biblioteca Virtual Miguel De Cervantes. Enlace.
  • Biblioteca digital: Colección de documentos e imágenes con motivo del bicentenario de la Guerra de Independencia. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Enlace.
  • Revista Ejército de Tierra: Bicentenario de la Guerra de Independencia (I). Mayo 2008, Año LXVIII. Num. 805. Ministerio de Defensa. Enlace.
  • Guerrero Acosta, José Manuel (2008). ¿Qué pasó en la defensa del Parque de Monteleón? Enlace gracias a la Asociación Voluntarios de Madrid.
  • Guerrero Acosta, José Manuel (¿). Por la religión, la patria y el rey: vencer o morir. Banderas y estandartes de los Voluntarios de Madrid (1808-1816). Enlace gracias a la Asociación Voluntarios de Madrid.

Construcción de la puerta

Basadas en las referencias antes expuestas, mi hermano se encargó de diseñar la puerta con el arco y parte del lienzo del muro. Decidimos situar la puerta transversalmente para conferirle a la escena un poco de dinamismo. La puerta no está completa, si no cortada en su margen derecho. Mi hermano preparó el despiece completo de la puerta con Adobe Indesign utilizando una miniatura como referencia para las medidas. Los buenos de Warbases se encargaron de transformar el diseño en realidad cortándolo en madera MDF de 2mm, incluyendo el magnifica reja metálica del arco. Mientras yo disfrutaba de unos días en la playa, mi hermano me hizo el favor de montar la puerta pegándola las diferentes partes con cola blanca. También preparó las puertas (completas) con madera de balsa, que luego rompió en cachitos.

Aquí podéis descargaros los planos de la puerta: Descarga diagrama

daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleonPara crear el tejadillo del muro y puerta utilicé una de las magníficas herramientas de Greenstuff world, una troqueladora para sacar tejas de una lámina de estaño. La troqueladora saca tejas planas. Para darle el aspecto curvado simplemente presioné la teja plana sobre el mango cilíndrico de un pincel. Para crear el tejado primero pegué las tejas de tres en tres con cianocrilato. Después, empecé a montar el tejado poniendo primero un juego de tejas con la parte interna boca arriba (teja canal), y después otro juego de tejas boca abajo (teja cobija). Para terminar, rematé la arista superior y uniones de las aguas con una cumbrera (línea de tejas). Con masilla verde rellene los huecos para simular el mortero. Procuré pegar algunas tejas de forma irregular para darle un poco más de “realismo”.

daoiz y velarde monteleonPara crear la textura de las paredes primero utilicé masilla verde para: 1) esculpir algunos ladrillos en la pared con una lanzeta y 2) utilizando uno de los rodillos texturizadores de Greenstuff world esculpir el empedrado inferior. Una vez seca, para el efecto estucado utilicé uno de los botes de textura de Vallejo, piedra blanca (26211), que extendí con una espatulilla de forma irregular en dos capas sucesivas. Por otro lado, para crear la textura del suelo utilicé el mismo método que he explicado repetidas veces en el blog.

daoiz y velarde monteleon

Para conferirle un poco más de detalle a la puerta, y basado en las estampas y lienzos, añadí unos refuerzos metálicos con PVC de 1mm y masilla verde. Para las bisagras utilicé de hecho algunas tejas de estaño sobrantes a las que les di la forma adecuada. No las pegué al diorama todavía.

daoiz y velarde monteleon

Pintura

Primero apliqué una generosa capa de imprimación gris de AMMO con mi aerógrafo de cabecera, un Reneage Krome de Badger.

daoiz y velarde monteleon

Para pintar el diorama seguí con el aerógrafo en la mano. Para pintar el suelo utilicé de forma sucesiva dos colores marrones: Marrón chocolate 872 (Vallejo) y Amarillo ocre 931 (Vallejo), aplicados de una forma un poco aleatoria para crear diferentes tonalidades. Para las paredes encaladas, primero utilicé ocre amarillo para remarcar los recovecos, y después con blanco pinté el resto. En el caso de los tejadillos, primero pinté todas las tejas con Marrón mate (984, Vallejo) y después saqué diferentes tonalidades con Marrón naranja (982, Vallejo). A continuación pasé al pincel, y utilizando la pintura siempre muy diluida (3 gotas de agua por cada una de pintura) utilicé varios tonos grises para pintar el empedrado inferior, y varios tonos rojizos / ocre para pintar las tejas y ladrillos. La reja metálica la pinté con Óxido oscuro (302, Vallejo) y saqué brillos metálicos con un lápiz de grafito.

daoiz y velarde monteleon

Tras barnizar el conjunto con barniz satinado  con ayuda del aerógrafo, lo primero que hice fue resaltar los recovecos del empedrado inferior y tejado con un lavado esmáltico marrón oscuro de AMMO. Tras esperar una hora, eliminé el exceso de lavado con un pincel humedecido en disolvente.

daoiz y velarde monteleon

Para añadir más variedad cromática, utilicé varios óleos de AMMO. Primero apliqué pequeños puntitos de diferentes tonos (tonos oscuros en zonas que quiero oscurecer y claros en zonas que quiero aclarar), y después los fundí con un pincel plano humedecido en disolvente dando pinceladas verticales. También mete tonos verdáceos para simular verdín en la parte inferior y tejas.

daoiz y velarde monteleondaoiz y velarde monteleon

Para pintar las puertas utilicé German C. Extra Dark Green 896 (Vallejo), que apliqué con una esponja directamente sobra la madera (¡la puerta no la imprimé!). La idea era representar pintura desconchada. Una vez seco, ya con pincel y pintura muy diluida, empecé a trabajar cada listón de forma individual con varios tonos del color verde mezclado con blanco. Mantuve el color original de la madera en aquellas zonas quebradas. Para añadir más variedad cromática, de nuevo, tiré de los óleos de AMMO para cambiar el tono de algunos listones. En cuanto a los refuerzos metálicos y goznes, primero los pinté de Óxido oscuro (302, Vallejo) y después metí un lavado con Marrón mate.

daoiz y velarde monteleon

En la misma línea, para añadir un poco más de color en la base, utilicé un par de filtros de AMMO. Por ejemplo, con un filtro verde trabajé a fondo la parte inferior del empedrado y la tierra para simular verdín. Lo mismo hice en las tejas.

daoiz y velarde monteleon

Para simular el efecto de teja vieja tiré de pigmentos. Utilicé un par de tonos marrones que mezclé y disolví con White spirit para crear una especie de tinta, que use para embadurnar el empedrado y las tejas. Una vez seco, con un bastoncillo retiré el exceso de pigmento.

daoiz y velarde monteleondaoiz y velarde monteleon

Y aquí lo deje terminado. Sin embargo, para demostrar la importancia de las críticas, cuando enseñé la viñeta en un grupo de pintura de Telegram me comentaron que la escena estaba un poco plana. Y tenían razón. Así que siguiendo los consejos recibidos, metí un perfilado blanco al muro con óleos, y pigmentos verdes en las tejas. La idea era ganar más contraste.

daoiz y velarde monteleon

Fotos del diorama

daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleon daoiz y velarde monteleon

No os olvidéis de haceros con el último numero de la revista Wargames:Solders&Strategy, dedicado al papel español en las guerras napoleónicas:

 

4 thoughts on “Como hacer pintura estucada y tejas”

  1. Un gran trabajo y un gran artículo. Muchas gracias por compartir con nosotros tus técnicas y experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.