Working on the terrain IIISi, si. Sigo vivo. Al menos, de momento. Me encuentro en la última etapa de mi doctorado, escribiendo la tesis, y estas semanas / meses están siendo una locura. Apenas encuentro tiempo para coger los pinceles. Espero que la tempestad acabe pronto y poder retomar mi hobby, mientras sigo haciendo mis pinitos en el mundo de la mitocondria. Sin embargo, mis pinceles no están completamente parados estos días. Necesito desconectar un poco del desasosiego de estos días y la pintura es una gran técnica de meditación. Es por ello que os traigo una nueva entrada sobre como construir las bases para nuestras miniaturas o dioramas. No es la primera vez que trato este tema en mi blog. Ya he explicado en varias ocasiones como utilizar diferentes tipos de substrato o “tierras”, incluyendo como hacer barro, como trabajar el terreno con diferentes tipos de arena y arcillas y como obtener una textura realista y  pintarla con aerógrafo. Así mismo, también he abordado la creación de una textura para el suelo usando simplemente pigmentos. En la mayoría de estos experimentos he mezclado el substrato con cola blanca para crear una pasta que luego es esparcida sobre la base o he usado la arena para crear una textura aleatoria y realista que luego o bien he aerografiado o bien he enriquecido con pigmentos y esmaltes. En esta ocasión he seguido una idea parecida, pero al mismo tiempo distinta. He utilizado directamente el substrato o arena, sin pintar, y luego he añadido sutiles cambios de color con filtros de tipo esmalte. Finalmente, he añadido la vegetación. Un poco de serrín verde muy fino, seguido de de una buena diversidad de arbustitos. Finalmente, para romper incluso más la monotonía, he añadido algunas piezas de enredadera de color verde oscuro y cuya forma y textura contrastan notoriamente con el resto.

Working on the terrain III

Antes de continuar, me gustaría explicar un poco la historia detrás de este diorama. He tenido el gran honor de preparar la portada para el nuevo número de la revista Wargames: Solders&Strategy, cuyo tema era “incursiones durante la Guerra Civil Americana”. He de decir que apenas he tocado este periodo con mis pinceles, aunque si bien es cierto que empecé a desarrollar mi técnica de 15 mm pintando junto a mi hermano un mastodóntico ejército sudista con miniaturas de Old Glory. Sin embargo, esto debió de ocurrir hace más de 10 años. Y desde entonces, nunca he vuelto a tocar el tema. Y mucho menos en 28 mm. Por lo tanto, me hizo batante ilusión recibir tal encargo. Siempre es agradable “re-descubrir” un periodo histórico, que de otra manera, no volvería a tocar por diversas razones. Cuando me dijeron el tema de la portada, inmediatamente recordé in libro sobre el periodo que leí hace variso años. Curiosamente, dicho libro fue uno de los primeros libros anti-militarista, si no el primero: La insignia roja de coraje, de Stephen Crane (1895). Hasta ese momento, la guerra en general había sido abordada desde el punto de vista romántico y vista como algo glorioso y heroico. Sin embargo, Stephen Crane (quien no participó en dicha contienda al haber nacido años después) relata las vivencias de un soldado de la Unión que decide huir de la batalla en mitad del combate, horrorizado por aquello que veía. En su deambular, nos encontramos detallada con contundencia la miseria, brutalidad y sin sentido de la guerra. Personalmente, disfrute mucho de esta lectura; la cual me calo bastante hondo. De esta manera, a modo de tributo a dicha obra, he querido intentar hacer algo especial con esta escena, teniendo en cuenta las limitaciones que tengo (es decir, no sé esculpir y debo atenerme a lo que puedo encontrar en el mercado). Al final me decanté por colocar un par de bajas y un soldado herido. Los cadaveres estarían al frente… como recuerdo de la futilidad y consecuencias de la guerra.

Working on the terrain III

Pero volvamos al diorama. En esta ocasión he querido integrar las peanas de las miniaturas directamente en la base, en lugar de dejar cada miniatura con su propia base removible (como en mis previos dioramas). De esta manera, lo primero que hice fue pintar todas las miniaturas. El color azul es uno de los más agradecidos de pintar; y utilizando principalmente el color Navy blue de Scale Color y azul mate de Vallejo, obtuve ambos colores para la chaqueta y pantalones del uniforme de la Unión, quienes continuaron utilizando el uniforme de lana del ejército Americano. Por el contrario, el ejército sudista decidido utilizar una versión más ligera de algodón y gris, especialmente teniendo en cuenta que el clima en el sur es más cálido y su excedente de esta materia prima. Sin embargo, debido a la acción del ejército del Norte, el Sur tuvo un acceso muy limitado a diferentes recursos; y por lo tanto, su ejército malamente pudo ser vestido. Una solución adoptada por muchos fue utilizar ropas civiles. Otros, hervían uniformes azules capturados al enemigo y los teñían con extracto “calabaza” (butternut) obteniendo un color pardo, bautizando dicho uniforme como butternut. En la revista WSS podéis encontrar algunos trucos sobre como pintar el uniforme azul de la Unión, pero al menos aquí me gustaría dejaros la receta:

 

Working on the terrain III

Una vez las miniaturas estuvieron pintadas, empecé a trabajar la base. Dado que esta vez no me llego la base de madera a tiempo, tuve que buscar una alternativa. Al final me encontré un DVD con datos de mi tesis, que me vendría perfecto como peana redonda de 12 cm de diámetro. Los dioramas con superficies planas son un tanto monótonos y a veces hasta aburridos. Para evitar este problema, con forex o PVC espumado de 3mm creé un segundo nivel en la parte trasera. La idea era situar a los soldados de la unión en la parte elevada. Este ligero cambio de nivel crearía un poco de volumen para romper la monotonía y acercar un poco más la viñeta a una escena realista. Para salvar las alturas y bordes de las peanas de las miniaturas utilicé un poco de masilla de modelismo. Para terminar añadí algunas piedras aquí y allá, solitarias o en grupos. Tened en cuenta que por el momento no he pegado a la base las miniaturas que están tumbadas en el suelo.

Working on the terrain III

Si recordáis, mi idea era directamente pegar el sustrato o tierra y utilizar tal cual, sin pintarla. Esto significa que tenemos que utilizar un color “sólido” para la base a modo de imprimación, para evitar que las posibles calvas que resulten tras pegar la arena deje a la luz el color blanco del CD / forex o el amarillento de la masilla. Para este propósito utilice un color marrón oscuro, como el marrón chocolate, y aplique una capa homogénea sobre toda la base con un pincel. El único detalle que sí que he pinté fueron las piedras, a las que apliqué un par de pinceles seco, primero con un marrón claro y luego con marfil.

Working on the terrain III

Ahora ya podemos añadir el sustrato o arena. Necesitaremos dos cosas. Primero, obviamente, la arena. Aquí podéis ver como obtuve la mía. Segundo, necesitaremos un pegamento líquido para fijarla, como el Sand&Gravel Glue de AMMO of Mig Jimenez. Comparado con la cola blanca, este pegamento al evaporar no deja rastro, dejando la arena tal como cayó. Por el contrario, la cola blanca normalmente forma una masa transparente que puede engullir la arena y resultar en una superficie plana. Por lo tanto, con este pegamento líquido conseguiremos una textura limpia y realista. El procedimiento a seguir puede ser dividido en dos etapas. Primero, con ayuda de un pincel esparcimos el pegamento sobre toda la superficie, tras lo cual empezamos a añadir cuidadosamente la arena. Tras esperar 10 minutos, eliminamos el exceso de arena y con una pipeta de plástico añadimos una segunda capa de pegamento líquido, con cuidado de no tocar la arena. Acto seguido espolvoreamos un poco más de arena en aquellas zonas que nos interese, como calvas o zonas con poca textura. Todavía no he pegado las bajas, aunque he presionado las miniaturas sobre la base para hacerlas una “cama” sobre la recién añadida arena.

Working on the terrain III

Tras esperar una eternidad a que el pegamento se evaporase (al final utilicé un secador para acelerar el proceso), obtuve una textura y color muy realista; como cabría esperar, dado que hemos usado directamente un producto extraído de la naturaleza tal cual. No hace falta pintarlo ni aplicar pinceles secos, como normalmente se viene haciendo. Además, fijaros en otra gran ventaja: hemos pegado las miniaturas desde el principio, y siguiendo este método, no hemos arruinado la pintura. Esto suele pasar cuando seguimos el método clásico de pinceles secos, dado que es muy fácil pasarse y pintar sobre las botas o pantalones. Fácil, “rápido” y realista. No podemos aspirar a nada mejor! Finalmente, en este punto es cuando pegué las bajas a la base con un poco de cola blanca o cianocrilato.

Working on the terrain III

Sin embargo, aún podemos mejorar esta base un poco más. ¿Cómo? no queremos perder ni la textura ni el color. Por lo tanto, una opción son los filtros: una capa de pintura muy diluida para cambiar ligeramente el color de la superficie. AMMO of Mig  Jimenez tiene una buena colección de filtros listos para usar. Simplemente abrir el bote y aplicarlos. En mi caso escogí unos 3 o 4 colores, incluyendo varios tonos marrones y verdes. El color verde es uno de los más importantes en nuestro caso. Con este color no solo crearemos un gran contraste para compensar el exceso de azul del diorama, si no que además crearemos la primera capa de vegetación: musguillo o pequeñas gramíneas. Para aplicar los filtros simplemente usamos un pincel gordito y aplicamos de forma aleatoria un poco de pintura aquí y allá. No seguimos ninguna lógica. Por ejemplo, aplicamos primero un poco de verde aquí, y acto seguido con un tono amarillento pintamos otra zona que además se entremezcla con el recién pintado verde. ¡Buscar la aleatoriedad!

Working on the terrain III

Una vez los filtros están secos (son esmaltes y llevará un rato), podemos empezar a añadir la segunda capa de vegetación. En mi caso, no me gusta demasiado el típico césped electroestático tipo pelillo. En su lugar, he heredado de padre una bolsita con algún tipo de serrín verde muy fino. No sé qué haré cuando acabe con el. Con un poco de cola blanca pegué este serrín en diferentes áreas; una vez más, sin lógica alguna.  Algunas veces cubriendo las zonas que pinté de verde; otras veces, no. Jugar con esta variación, y evitar cubrir grandes extensiones que pueden caer fácilmente en la monotonía.

Working on the terrain III

Finalmente, trabajamos la tercera y última capa de vegetación: los arbustos. He utilizado todo lo que tenía mano, para intentar conseguir el mayor nivel de variedad posible. He utilizado “grass tufts” de diferentes marcas, colores y tamaños; y los he pegado de forma aleatoria sobre la base con un poco de cola blanca. Para añadir otra textura diferente, también he pegado algunas piezas de enredadera de ArmyPainter. Daros cuenta de cuantas veces he repetido la palabra “aleatorio” y “variedad”. Estas palabras son claves a la hora de crear la vegetación de un diorama.

Working on the terrain III

Como resumen:

Step 1 – Pintamos la base con un calor maón oscuro Working on the terrain III

Step 2 – Pegamos la arena o sustrato con pegamento líquido Working on the terrain III

Step 3 – Añadimos un poco de variación tonal con filtros de tipo esmalte Working on the terrain III

Step 4 – Añadimos una segunda capa de vegetación con serrín verde o césped electroestático
Working on the terrain III

Step 5 – Añadimos una tercera capa de vegetación con arbustitos o “grass tufts” Working on the terrain III

Para terminar, no puedo dejar de recomendaros el último número de Wargames: Solders&Strategy, donde además de otros tantos fantásticos artículos, podréis encontrar otro tutorial de pintura salido de esta casa, y explicando cómo pintar “guerreros” callejeros ambientados en el Nueva York de los años 70-80; ideamos para el juego NYC Street Wars de Funky Games.

Working on the terrain III

Working on the terrain IIIWorking on the terrain III

8 thoughts on “Trabajando el terreno III”

  1. Un saludo,

    Muchísimas gracias por compartir tu experiencia. Tus artículos no tienen desperdicio. Es un placer poder leer los paso a paso tan detallados acompañados de estas fotografías tan aclaratorias.
    De nuevo, gracias por compartir y sobretodo mientras preparas tu tesis (suerte con ella).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.