En las últimas semanas hemos visto como pintar diferentes materiales en miniaturas de 28mm: metales y cuero. Esta vez, vamos a ver algunos consejos que nos pueden servir de ayuda a la hora de pintar miniaturas de 15mm utilizando el método de pintura por capas (layering method). Para ello voy a utilizar un Vikingo de una de mis marcas de miniaturas en 15mm preferida, Forged in Battle. Y por si queréis saber más tras leer este artículo, os recomiendo otro tutorial hermano de éste publicado en el núimero 103 de WSS donde doy algunos detalles extra para pintar estas gentes del norte.

Esta no es la primera vez que abordo como pintar miniaturas de 15mm en el blog (podéis echarle un ojo a este o este otro artículo). Así que esta vez voy a aprovechar este artículo para explicar un poco más en detalle en qué consiste mi estilo de pintura para pintar miniaturas de 15mm, basado en la técnica de pintura por capas. Lo primero de todo, es importante tener cuenta que pintar miniaturas para wargames no es lo mismo que pintar una miniatura para exposición o para concurso. Los jugadores necesitamos pintar decenas de figuras, cuando no cientas! Esto significa que no tenemos el tiempo suficiente para pintar cada miniatura como si fuera una obra de arte. En su lugar, necesitamos utilizar métodos rápidos pero al mismo tiempo vistosos, de tal manera que nuestras miniaturas queden bien vestidas en el campo de batalla. Uno de los recursos que podemos utilizar para conseguirlo es jugar con el contraste. Es decir, la diferencia entre colores. O en nuestro caso, la diferencia entre el tono más oscuro y el más claro de un mismo color. Uno de los métodos por antonomasia para conseguir esto en el mundo del wargame es el sistema de tríadas (triad system), extendido por Kevin Dallimore para Foundry.

Según este sistema solo necesitamos tres pinturas o colores: sombra, base y luz. Por ejemplo, azul oscuro > azul mate > azul claro. Para vuestro conocimiento, Foundry Miniatures vende sets de tres pinturas listas para ser usadas como triadas, si bien siempre podemos mezclar nuestros colores. La idea es muy sencilla: primero pintamos toda la superficie con el color sombra. A continuación, aplicamos la primera luz con el color base. Esta luz cubre solamente las zonas prominentes, dejando las zonas oscuras en sombra. Finalmente, marcados las zonas con mayor relieve con la luz. La diferencia que creamos entre la sombra y la luz utilizando este método es muy llamativa y capta fácilmente nuestra atención cuando la miniatura está sobre la mesa de juego (que al final, de eso se trata). Sin embargo, utilizando solo tres colores la diferencia entre cada capa es un tanto brusca. Y aquí, es donde entra en acción la técnica de pintura por capas o layering method

La técnica de pintura por capas en realidad bebe del sistema de tríadas, pero consiste en añadir capas adicionales para suavizar las transiciones entre cada color de la triada. Ojo, no cambiamos el contraste final (diferencia entre el color más claro y el más oscuro), si no que suavizamos el gradiente. Para hacerlo solo necesitamos mezclar dos colores de la triada para crear un color “intermediario”. Por ejemplo, mezclamos azul oscuro y mate para crear una capa intermedia entre estos dos colores. Y si hacemos lo mismo con azul mate y azul claro, creamos una segunda capa intermedia. Por lo tanto, el sistema de pintura por capas incluye en teoría 5 capas: sombra > intermedia 1 > base > intermedia 2 > luz. La triada solo tenía tres. Ahora bien, esto es la teoría. En la práctica, podemos añadir o reducir el número de capas según las circunstancias. Depende del color que estemos pintando, que color estemos usando para aclararlo y el efecto que queramos crear.

Además, otro factor muy importante cuando usemos este método es la dilución de la pintura con agua. Como ya sabréis, debemos básicamente diluir siempre toda pintura acrílica que usemos con un poco de agua. En este caso, esto es extremadamente importante. La pintura diluida es parcialmente transparente, lo cual facilita la creación de transiciones más suaves. Esto también significa que podemos jugar con la intensidad de la capa: si aplicamos varias veces la misma capa semitransparente sobre una superficie, el color resultante será más intenso. Por lo tanto, una vez estéis familiarizados con este método, seréis capaces de saltaros algunas capas intermediarias: utilizando la pintura diluida podemos directamente utilizar el siguiente color más claro y jugar con la intensidad / número de capas para crear la transición.

Este es el método que utilizo normalmente en mis miniaturas de 28mm, donde las superficie sson grande sy podemos fácilmente jugar con las diferentes capas. Y aunque en teoría podemos seguir la misma idea en miniaturas de 15mm, aquí las superficies son mucho más pequeñas, lo que limitará nuestras posibilidades. Tendremos que sacrificar un poco el efecto de “limpieza” o pulcritud del degradado a favor del contraste. Recordar que la última luz debe ser lo suficientemente llamativa, pero al mismo tiempo no debe ser muy brusca. Para hacerlo, recordar que podemos suavizar las transiciones utilizando capas intermedias, y claro está, diluyendo la pintura con agua.

Dicho esto, vamos a ver el paso a paso sobre como pintar un pequeño vikingo de Forged in Battle.

Pintando vikingos en 15mm

Normalmente utilizo imprimación negra cuando pinto miniatures de 15mm. Personalmente me gusta aplicar un “perfilado negro” en mis miniaturas, lo que viene a significar que pinto una delgada línea negra alrededor de cada componente de la figura para que hacer que éstos destaquen (la idea es ganar contraste). La imprimación negra hará esta tarea más sencilla, dado que en algunos casos la línea quedará automáticamente marcada sin necesidad de pintarla.

Paso 1 – Metales

Esto es una versión simplificada de este tutorial. Primero utilizamos un gris metalizado como Oily steel (865, Vallejo) para pintar todas las partes de metal, como el casco, espada y umbo del escudo. En el caso de la armadura aplicamos un pincel seco con éste color. A continuación, utilizamos un lavado negro, como el shade Nuln oil de Citadel, para destacar los recovecos. Finalmente, aplicamos una única luz con Silver (063, Vallejo) utilizando un pincel fino. Las luces las marcamos en las aristas de la espada y casco, así como en los bordes de la cota.

Paso 2 – Ropas

Aquí he utilizado el método de pintura por capas que hemos visto antes. En cada caso, he empezado utilizando un color oscuro que luego he ido mezclando con colores más claros de forma progresiva. Por ejemplo, para el color verde de los pantalones he creado la sombra con una mezcla de Marrón chocolate (964, Vallejo) y uniforme USA (922, Vallejo) en la misma proporción. A continuación, empecé a acercarme hacia el color base utilizando más uniforme USA. Para la base, utilicé una mezcla de uniforme USA con un pelín de amarillo claro. Finalmente, apliqué varias luces añadiendo más y más amarillo claro a la mezcla. Tener en cuenta que cada nueva capa debe cubrir un área más pequeña, y que nunca debemos cubrir completamente la capa anterior (de lo contrario, perderemos el efecto de degradado). Por otro lado, las luces finales no las pintamos a lo largo de toda la pieza, si no que las limitadas a las zonas más prominentes, como las rodillas. Para la capa he utilizado una receta similar, pero sustituyendo el uniforme USA por Uniforme Ruso (924, Vallejo). En cuanto a la túnica blanca, la sombra la creé con un tono beige, como Beige WWII German cam (821, Vallejo). A continuación, fui mezclando este color progresivamente con Ivory (918, Vallejo), hasta llegar a una última luz dada con Ivory puro.

Además, podemos pintar algunas decoraciones o motivos en las ropas para añadir un poco de variación a nuestros guerreros. Por ejemplo, pinté unas rayas rojas en los pantalones. Para hacerlo, primero utilicé Marrón mate (984, Vallejo) para pintar la raya. Después con rojo mate marqué las zonas prominentes. Finalmente, utilicé bermellón para las luces finales en las rodillas. De forma similar, utilicé azul en la túnica.

Si queréis saber más sobre las ropas y tintes usados por los vikingos, echarle un ojo a este articulo.

Paso 3 – Cuero

Pinté las botas en cuero negro y el cinturón en cuero marrón siguiendo exactamente las recetas que describo aquí, aunque simplificándolo un poco. Por ejemplo, me salté la parte de los arañazos y solo me centré en marcar los bordes o aristas de cada prenda.

Además, pinté la barba de color marrón oscuro aclarado con blanco. Fijaros en como he iluminado de forma independiente cada mechón de pelo esculpido en la figura. Este tipo de detalles genera un montón de contraste y es recomendable invertir un poco de tiempo extra para sacarles el juego. Especialmente cuando el elemento en cuestión ocupa una parte importante de la figura, como es esta barba.

Paso 4 – Piel

Para pintar la piel en miniatures de 15mm primero pintamos las partes de piel con Marrón mate (984, Vallejo). Usaremos este color como un “perfilad negro” para remarcar las líneas entre los dedos y marcar los ojos. También ayudará como capa intermedia entre el negro de la imprimación y el color clarito que usaremos para la piel. De lo contrario, nos tocaría aplicar varias capas de color carne para cubrir el negro correctamente.

A continuación, utilizamos Carne bronceada (066, Vallejo Game Color) para pintar de nuevo la piel. Pero esta vez no pintaremos el espacio que hay entre los dedos, los ojos ni la boca. Este será el color sombra para nuestra piel. No os preocupéis si os pasáis, ya que podéis repintar las zonas de marrón mate de nuevo.

Finalmente, mezclamos Carne bronceada con Carne enana (041, Vallejo Game Color) en la misma proporción (color Intermediario 1), y comenzamos a iluminar las zonas más prominentes, como la cara, dedos y codos. A continuación, utilizamos Carne enana directamente (el color base), seguido de una o dos luces con Carne enana mezclada con blanco (Intermedio 2 y luz). Cada nueva luz debe cubrir un área más pequeña, y la última luz solo será un punto para marcar por ejemplo la punta de los dedos o de la nariz.

Paso 5 – Escudo

En realidad, ya he descrito anteriormente como pintar escudos aquí. En cualquier caso, una vez hemos elegido el esquema que queremos pintar, empezaremos a trabajar el color dominante. Es decir, el color que ocupe la superficie más grande. En mi caso esto es irrelevante, dado que azul y amarillo ocupan la misma área. Dicho esto, empecé pintando el color azul mezclando azul mate y negro en una proporción de 2 a 1 (2 gota de azul por una de negro). A continuación, añadí más azul a la mezcla, y eventualmente, continué añadiendo blanco. Las luces las aplicamos en forma de círculos concéntricos que vamos dirigiendo hacia los rebordes del escudo. La última luz la aplicamos utilizando el pincel de forma horizontal sobre las aristas del escudo.

Para el color amarillo, primero utilicé Amarillo Dorado (948, Vallejo) para pintar el área correspondiente. A continuación, mezclé este color con amarillo claro y apliqué las luces de forma similar a como hice con el azul. Al final, decidí añadir una luz irreal entre cada color para ganar un poco de contraste.

Y esto es todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.