Hace ya dos años que pinté el que es uno de mis tanques preferidos de la 2GM (lo sé, lo sé, este solo fue un prototipo). Se trata de un E-25, miniatura en 15mm producida por Khurasan Miniatures. Al mismo tiempo preparé una guía de pintura para publicarlo en alguna revista. Desde entonces ha estado dando vueltas en mi carpeta de DropBox…y finalmente me he decidido por compartir la guía con todos vosotros. Aunque en mi blog ya he publicado varias guías de pintura similares, creo que siempre hay algo nuevo que añadir y que aprender. La pequeña aportación de este artículo es la combinación de la técnica de la laca y máscaras para hacer un camuflaje complejo y desgastado. ¡Espero que os guste!

Pintando tanques en 15mm: tanque E25 - Painting 15mm tanks: E25 tank
Pintando tanques en 15mm: tanque E25 - Painting 15mm tanks: E25 tank

Paso 1 – Preparación

Primero eliminamos todas las imperfecciones de la miniatura con una cuchilla y una lima de modelismo. A continuación pegamos aquellas piezas que sean esenciales, como las escotillas. Otras piezas, como las cadenas, es recomendable pintarlas por separado debido a que nos será más fácil trabajarlas.  Finalmente, aplicamos una capa de imprimación. La imprimación es esencial no solo para facilitar que la pintura “agarre”, si no para asegurarnos de que luego no nos la llevemos cuando apliquemos los efectos de envejecimiento, algunos de los cuales pueden llegar a ser muy agresivos. En mi caso he usado color gris porque todos los colores, claros u oscuros, cubren igualmente bien y no hará falta aplicar muchas capas de pintura para conseguir un tono homogéneo.

Paso 2 – Camuflaje

Me decanté por pintar este “paperpanzer” con un esquema de camuflaje llamémosle “what if”, que encontré en un libro de perfiles. Ya que este tanque nunca existió, por qué no usar también un camuflaje hipotético. Básicamente es un camuflaje tritonal con tres tonos de verde diferentes formando manchas ameboideas de bordes duros. Aunque parezca complicado de pintar, en realidad resulta bastante sencillo de hacer con el aerógrafo y unas cuantas máscaras con blu-tack. 

Para pintar este primer color verde he usado como sombras el color A.MIG-915, seguido del color base Resedagrün (A.MIG-003) y finalmente una luz con A.MIG-917. El color esencial en esta triada es el Resedagrün. Si no tenéis los otros dos, siempre podéis mezclar el color base con blanco para las luces y cualquier verde oscuro o incluso negro para las sombras. Recordar que siempre es recomendable diluir un poco las pinturas que vamos a tirar con el aerógrafo para facilitar el disparo. Es mejor tener que aplicar varias capas de pintura porque esté demasiado diluida que tener que parar la sesión de pintura para limpiar el aerógrafo que ha quedado obturado.

Ahora podemos hacer algo interesante, al mismo tiempo que bastante real: desconchones en los otros dos colores verdes restantes, donde dejaremos al descubierto el color verde claro original. Vamos a hacerlo usando el “Chipping fluid” de AMMO o la técnica de la laca. Pero primero debemos aplicar una capa de barniz satinado para proteger la pintura que hemos dado. Una vez seco el barniz, echamos directamente en la cazoleta del aerógrafo un poco de líquido para desconchones y aplicamos una capita por todo el vehículo. En este artículo encontraréis más información sobre esta técnica. Después de varios minutos, podemos empezar a trabajar en las siguientes manchas de camuflaje.

Tenemos que darnos prisa. Hemos aplicado la laca y no queremos que seque demasiado o de lo contrario nos costará bastante crear los efectos de desconchones. Para crear un camuflaje de bordes duros podemos utilizar mascaras hechas con pinta de enmascarar, en papel o masilla auto-adhesiva (como Blu-Tack (in E, no es blue!), Silly putty, tank putty, etc). En este caso, lo más cómo es utilizar una masilla auto-adhesiva, dada las irregularidades de la superficie y las formas un poco complicadas que queremos hacer. Además, prefiero utilizar Blu-Tack antes que las otras masillas porque ésta tiene mayor poder de adhesión y queda mejor fijada. Para crear las máscaras ponemos un trocito de masilla y le damos forma al mismo tiempo que la pegamos a la superficie con el canto de un pincel. Echarle un ojo a la foto. Tener en cuenta que tenemos que pensar “en negativo”: aquello que estamos cubriendo NO va a ser pintado, si no que va a conservar el color que ya hemos pintado. Además, recordar que aún tenemos que pintar DOS colores más. Y si queremos que todas las manchas ocupen el mismo volumen, ahora tendremos que dejar bastante espacio sin tapar.

Ahora aplicamos el Segundo color de camuflaje, un verde más oscuro. Para este color he decidido utilizar Olivgrün (A.MIG-003), que he iluminado mezclándolo con A.MIG-917 a partes iguales. En este caso no he aplicado ninguna sombra. Una vez más, recuerda diluir las pinturas con su diluyente. Las pinturas diluidas además nos permiten crear transiciones más suaves. Cuando apliquemos las luces en este segundo color debemos recordar como las fueron dadas al principio, y seguiremos exactamente el mismo patrón: pondremos las luces en aquellas zonas que iluminamos previamente. ¡En cada panel todas las luces deben seguir la misma orientación!

Repetimos el mismo proceso de enmascarar, recordando que todos los colores deben ocupar más o menos la misma superficie. Intentar no mover demasiado las primeras máscaras.

Finalmente pintamos el color más oscuro del camuflaje. En mi caso he utilizado el color Verde oliva (XF-58 Tamiya), que he iluminado aclarándolo con un poco de A.MIG-917. Una vez más, no he aplicado sombras. Recuerda de nuevo el tipo de iluminación que hemos ido siguiendo.

Ahora es cuando empieza la diversión. Retiramos el Blu-Tack tirando con delicadeza de la masilla. Desafortunadamente, algunas veces nos podemos llevar un poco de pintura. No os preocupéis. Intentar arreglar el desperfecto con un poco de pintura y un pincel. Más adelante lo cubriremos mejor cuando pintemos los efectos de envejecimiento.

Aunque el líquido para fluidos sigue activo durante varias horas, no conviene retratase mucho. Una vez hemos despejado el vehículo de masilla podemos empezar a hacer los desconchones. Para hacerlos tenemos que rehidratar el líquido para desconchones. Podemos poner un poco de agua sobre la superficie con un pincel y acto seguido usamos un palillo para delicadamente eliminar la pintura de las manchas de camuflaje de forma aleatoria, aunque siguiendo la lógica. Es mejor trabajar poco a poco y por zonas. Primero una zona, y cuando esté lista, pasamos a la siguiente. 

Después de terminar los efectos de desconchones nos ponemos a pintar con un pincel las orugas y los tubos de escape. Para las orugas podemos utilizar un marrón medio como el Track primer de Vallejo (304); mientras que para las orugas, un tono óxido como el marrón mate de vallejo (984). Ahora, antes de empezar con los efectos de envejecimiento, es el momento de aplicar las calcomanías o usar estarcidos para las marcas de unidad y anagramas. Finalmente, antes de empezar a utilizar los esmaltes empleados en las técnicas de envejecimiento, aplicamos una nueva capa de barniz satinado para proteger lo que acabamos de hacer. Como nota adicional, fijaros que he pintado una de las ruedas del tren de rodaje de color rojo imprimación, utilizando marrón mate disparado con el aerógrafo.

 

Paso – Envejecimiento

El primer paso para “traer a la vida” nuestro tanque es resaltar todos los recovecos. Para hacerlo, podemos utilizar un lavado o wash. En lugar de aplicar el lavado por todo el vehículo lo que vamos a hacer es aplicar un “pin wash” que viene a ser aplicar el lavado solamente en las ranuras con ayuda de un  pincel fino. Para este lavado es recomendable utilizar una pintura de tipo esmalte. Aunque tarden en secar horas, son muy fáciles de aplicar; y lo más importante, podemos eliminar los excesos más adelante, cosa que con una pintura acrílica jamás podríamos hacer. En este caso he utilizado un lavado marrón bastante oscuro de AMMO (A.MIG-

Tras esperar una hora o así podemos empezar a eliminar el exceso de esmalte. Podemos utilizar un pincel o un bastoncillo humedecidos con White spirit, con el que vamos dando pasadas para eliminar los excesos. Es interesante dar las pasadas de forma vertical (o en el sentido de la gravedad) para al mismo tiempo crear efectos de escurridos.  Si nos pasamos eliminando el esmalte siempre podemos coger un pincel y repintar la zona con pintura acrílica (por no tener que esperar a que seque una nueva capa de lavado, que también sería una opción). En cualquier caso, yo siempre repaso al final con pintura acrílica para asegurarme de que TODO el vehículo está correctamente perfilado.

Ahora podemos empezar a trabajar uno de los efectos de desgaste más interesantes, los efectos de desconchones y arañazos. Para este efecto usaremos pinturas acrílicas. Podemos hacerlos en dos etapas: (1) utilizamos un color claro para representar los arañazos superficiales (podemos mezclar el color original con blanco) y después (2) utilizamos un color oscuro para representar aquellos desconchones que han dejado al descubierto el metal (por ejemplo, A.MIG-044 o Dark Oxide 302 de Vallejo). Para pintarlos yo prefiero utilizar un pincel fino. La técnica de la esponja puede ser muy útil, pero nuestro control es mínimo. Esta técnica consiste en utilizar un pedazo de esponja (de los blisters de miniaturas) que empapamos en la pintura la clara primero y con la oscura después, acto seguido eliminamos el exceso en un papel y finalmente nos ponemos a dar “picotadas” sobre nuestro tanque. Por el contrario, con el pincel vamos pintando poco a poco los desconchones y arañazos a nuestro gusto y donde queremos. Probar ambos y decidir que os gusta más. En cualquier caso, recordar dos cosas cuando pintéis los desconchones: a esta escala estas marcas deben ser MUY PEQUEÑAS, no hagáis grandes desconchones. Y segundo, recordar “a veces menos es más”. No os paséis poniendo desconchones.

Para representar suciedad y el típico desgaste o corrosión podemos aplicar algunos efectos de escurridos. Una vez más usamos esmaltes debido a que podemos fácilmente “fundir” esta pintura con un poco de disolvente para crear chorretones muy realistas. Para representar los escurridos he usado tres o cuatro colores diferentes: por ejemplo uno marrón para simular porquería, otro beige para similar polvo, uno rojizo para óxido, etc. La idea es combinar varios tonos para obtener una mayor riqueza cromática y finalmente mayor realismo. Para hacer este efecto solo tenemos que pintar líneas sobre los paneles verticales (= gravedad) con todos los colores que queramos.

Tras esperar unos cinco minutos podemos empezar a “fundir” las líneas que van a representar los escurridos con un pincel plano anchito humedecido con disolvente. Y vamos dando pinceladas verticalmente para difuminar el efecto. No os preocupéis si nos llevamos prácticamente toda la pintura. La idea es hacer unos efectos de escurridos muy tuenes. Además, podemos repetir el proceso tantas veces como queramos para que los escurridos vayan cogiendo intensidad; y al mismo tiempo, trabajar algunos escurridos de forma individual: con un pincel fino damos cuidadosamente forma al escurrido, sin apenas quitar pintura. Estos efectos individuales son muy llamativos, así que no debemos abusar de ellos (¡yo suelo hacer como mucho tres de estos en todo el carro!). Como con los desconchones, no debemos pasarnos.

En esta foto podéis ver el resultado final después de aplicar un par de capas de escurridos generales y haber trabajado un poco más algunos de forma individual. ¡La variedad es muy importante! No caigamos en la repetición.

Si recordáis, solo hemos trabajado las superficies verticales. Pero, ¿Qué pasa con las horizontales? Ahora podemos utilizar los mismos esmaltes que hemos usado previamente para representar acumulación de porquería o corrosión alrededor de los elementos que tenemos en las superficies horizontales, como las escotillas. Ponemos un poco de pintura alrededor del detalle, y al cabo de 5 minutos, fundimos los bordes de la mancha con un poco de disolvente.

Otro efecto interesante que podemos hacer es polvo o arenilla, que podemos representar con pigmentos. Hay varias formas de usar los pigmentos. En mi caso, los he aplicado en forma de tinta: he diluido un par de tonos de pigmentos marrones con White spirit y luego he aplicado el lavado en los bajos del vehículo y alrededor de los detalles en los paneles horizontales, tal y como podéis ver en las fotos.

Los pigmentos tardan en secar unas pocas horas. Y no podemos continuar hasta que no estén completamente secos. Una vez están secos, el efecto es como el de la foto. Tranquilos, ¡no nos hemos cargado el vehículo!

Ahora debemos suavizar el efecto con un bastoncillo de algodón. Con esta herramienta eliminamos buena parte del pigmento siempre pasándolo con delicadeza por encima del vehículo. La gracia es que las zonas alrededor de los detalles son inaccesibles al algodón del bastoncillo, ya hi el pigmento queda acumulado. ¡Perfecto! En el caso de los faldones laterales solamente fundimos la parte superior, dejando la acumulación de pigmento en la parte inferior. ¿Mucho mejor ahora, verdad?

Finalmente podemos añadir algunos efectos de salpicaduras. Para no repetirme, podéis echarle un ojo a este tutorial donde uso precisamente este tanque para explicar cómo hacer este efecto.

Paso 4 – Orugas

Si recordáis, pintamos las cadenas con un color marrón y a continuación aplicamos un lavado rojizo. Ahora, es el momento de añadir algunos efectos de polvo. Usamos la misma mezcla de pigmentos que hemos diluido con White Spirit previamente y embadurnamos toda la oruga (de hecho, aunque yo lo explique en dos secciones diferentes, esto lo hacemos al mismo tiempo que cuando trabajamos el chasis). Estos pigmentos van a representar polvo o tierra acumulada en el tren de rodaje. No tengáis miedo y ser generosos al aplicar los pigmentos. Como vimos antes, una vez el White spirit se ha evaporad por completo, usamos un bastoncillo de algodón para eliminar el exceso de pigmento.

Para pintar o representar el metal podemos utilizar un lápiz de grafito. Lo aplicamos únicamente por los relieves de las orugas, usándolo de canto. Este efecto es muy simple de hacer y al mismo tiempo es bastante realista, tal y como podéis ver en la foto. Ahora, nuestro tanque está listo para rodar. Si bien es cierto que al no aplicar un barniz al final seguramente acabemos echando a perder los efectos de salpicaduras y de polvo. Podemos aplicar un barniz ahora, pero tener en cuenta que echaremos a perder los efectos hechos con pigmentos: el pigmentos e rehidrata con el barniz y quedará mucho más oscuro. Una alternativa es utilizar “pigment fixer” en lugar de White spirit cando diluyamos los pigmentos.

Galeria

 

10 thoughts on “Pintando tanques en 15mm: cazacarros E25”

  1. Excelente tutorial!
    Una duda con respecto a los pigmentos. Mis carros van a dar batalla en las mesas de juego, con lo cual es imprescindible aplicar una capa de barniz mate para protegerlos (en realidad, una capa de barniz brillante y luego una capa de barniz mate).
    Los efectos logrados con los pigmentos, ¿se modifican con el barnizado?
    En caso que la respuesta sea afirmativa, ¿cómo se puede evitar que se modifiquen y a la vez proteger el carro para que no se arruine el trabajo de pintura con el manoseo del juego?
    Saludos!

  2. Gracias!

    Si, el problema de barnizar es que humedeces el pigmento y éste adquiere un color muy oscuro. Y como lo barnizas, queda así sellado. No solo echas a perder el color que querías, si no que encima si has usado varios tonos para ganar riqueza cromática, también lo pierdes.

    En ese caso en lugar de usar white spirit u otro disolvente deberías utilizar el PIGMENT FIXER. Funciona como el white spirit pero con la ventaja de que una vez seco el pigmento es bastante resistente.

  3. Muchas gracias, Rubén!
    Voy a probar de esa manera.
    Saludos desde Argentina! Somos varios amigos los que seguimos tu blog

  4. Hola Miguel, Enhorabuena por el Blog..he visto que las cadenas se pintan aparte, me lo apunto para los proximos carros que haga..lo dicho Enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.