Una de las partes más importantes de una miniatura -muchas veces ignorada- es la peana. Incluso una miniatura pintada de forma regular resultará más interesante si tiene una peana trabajada. Y vice versa, a veces una base mediocre puede desmerecer una miniatura muy bien pintada. Hoy veremos como combinar diferentes materiales para crear una peana llena de vegetación para nuestras miniaturas para wargames. Como ejemplo voy a utilizar un equipo HMG alemán en 28mm de Kromlech Historical. Y si os preguntáis como pintar el uniforme de estos alemanes, podéis echar un ojo a este post.

Recordar que ya hemos discutido varias veces en el blog como crear texturas y vegetación, pero hoy nos centraremos en utilizar plantas naturales. Estos son algunos de los viejos artículos:

Para crear el sustrato en la base de la HMG utilicé la pintura texturizada de AMMO Vietnam ground (A.MIG-2109), que apliqué con una espatulilla. La gran ventaja de estas pinturas texturizas radica en que son muy fáciles de aplicar, crean una textura rugosa perfecta para aplicar un pincel seco y además ya tienen color. En suma, ¡ahorran un montón de tiempo! Además, mientras la puntura aún esta húmeda podemos fihar algunas piedrecitas para crear otro tipo de textura adicional. Dado que el color anaranjado de la pintura texturizada no era el adecuado para estos alemanes (ambientados en Polonia, 1939), repinté la base con varios colores terrosos: primero pinté todo con Marrón chocolate (872, Vallejo) y después apliqué dos pinceles secos sucesivos con Marrón beige (875, Vallejo) y Arena iraquí (819, Vallejo). Para las rocas utilicé Grafito (SC-03) seguido de un pincel seco con blanco . Antes de empezar a pegar los diferentes tipos de vegetación podemos añadir unos tonos verdes adicionales con pintura acrílica u óleos. Por ejemplo, aquí utilicé el lavado Anthonian Camoshade de Citadel que apliqué aquí y allá. No cubráis toda la base. La idea es crear diferentes tonalidades en diferentes partes de la base para ganar contraste.

Por otro lado, no dejéis pasar la oportunidad de de añadir otros elementos a la base con los que contar una historia (pero sin abusar!). Por ejemplo, aquí tenía un montón de espacio libre en la peana que decidí rellenar con una valla de madera. Si yo fuera un servidor de HMG intentaría buscar alguna covertura desde la que disparar! Para pintarla utilicé varios tonos marrones de la gama Contrast de Citadel, seguido de un pincel seco de arena iraqui. Finalmente, metí algunas tonalidades verdes al igual que en el suelo.

Para la vegetación tenemos un surtido de materiales increíbles hoy dia. Desde el típico césped electroestático, hasta super detallados fotograbados para representar pequeñas plantas (normalmente para escalas más grandes como los 54mm). Sin embargo, no necesitamos una gran cantidad de estos materiales. Combinándolos de forma adecuada solo necesitamos unos pocos. Por ejemplo, en la base de la HMG he utilizado lo siguiente:

  • Césped electroestático corto (3mm): una mezcla “veraniega” con fibras amarillas, verdes y marrones, además de un poco de serrín verde super fino. Esta mezcla la he hecho yo mismo, pero podéis utilizar cualquier producto ya preparado. Para figuras de 28mm, y especialmente15mm, suelo utilizar las fibras más pequeñas, las de 3mm.
  • Césped electroestático largo (12mm): long fibers. I used a dark green color from Greenstuff world
  • Arbustitos (grass tufts): desde hace unos años están muy de moda y el mercado es muy grande, pudiendo encontrar cualquier color, tamaño y textura. Personalmente me gusta la selección y calidad de Tajima1 y Stronghold. Aquí he suado solo dos tipos de verde, de diferentes tamaño. Añadí un tercer tipo de matojo, “leafy tuft” que viene a ser un matojo normal con hojitas que queda muy resultón.
  • Esponjita (foam): pequeñas piezas de esponja verde de Greenstuff world.  
  • Plantas naturales: aunque a veces es un poco arriesgado (pueden quedar fuera de escala), la textura y colores de las plantas naturales crea unos contrastes increíbles. Y además son reales! 

De hecho, nunca he usado antes plantas naturales en mis miniaturas. Pero inspirado por el trabajo de otros modelistas, al final me decidí darle una oportunidad. El pasado verano, mientras visitabamos la familia de mi novia me encontré con un idílico paisaje finlandés, lleno de gramíneas. Mientras dabamos un paseo aproveché para recoger un buen puñado de plantas que pensaba que quedarían bien en las bases de nuestras pequeñas miniaturas (no todo vale, claro). Particularmente, me gustaron mucho dos especies: Poa compressa and Agrostis capillaris, que encontré en diferentes tonalidades de verde y amarillo. Os recomiendo daros una vuelta por vuestro parque más cercano, o si tenéis la posibilidad, ir al campo. Las opciones son infinitas. Sin embago, he de decir que aunque la mayoria de estas plantas van bien para miniaturas de 28mm, para los 15mm es otro cantar. Pero también las hay!

Aunque he leído por algun sitio que es recomendable fijar las plantas con algun producto antes de utilizarlas, decidí seguir aquello que me enseñaron en las clases de botánica en mis años universitarios. Esparcí la cosecha encima de una pila de periódicos y deje que las plantas se secaran durante una semana (sin aplastarlas! no pongáis nada encima). Tras esto, el color de las plantas palideció un poco, pero las plantas verdes seguían siendo verdes; y las amarillas, amarillas. Además, seguían manteniendo la flexibilidad. Las hojas no se caían. Tras recortar las plantas en pequeños fragmentos más manejables, las guardé en una caja.

Dicho esto, este es el proceso que seguí para crear la vegetación:

  1. Empecé pegando la mezcla de césped electroestático corto (3mm) con pegamento PVA o cola blanca diluida con un poco de agua. Primero puse un poco de pegamento con un pincel, y después espolvoreé el césped. Solo cubrí pequeñas partes de la peana, ya que tenía en mente añadir muchas más piezas de vegetación y además quería que en alguna parte se viera el suelo desnudo (¡para crear contraste!).
  2. Después me puse con el césped largo de 12mm para crear plantas o arbustos mas largos.Tras coger un puñado de fibras con dos dos dedos y alinearlas con cuidado, puse un poco de pegamento PVA en un extremo y puse el matojo en la base. De hecho, en cierto se trata de crear un “grass tuft” casero.
  3. Después, me puse a añadir los matojos o “grass tufts” de forma un poco aleatoreia. Intentad combinar diferentes tamaños y no sigáis ningún esquema o simetría. Por ejemplo, podéis poner incluso varios de ellos juntos en una parte de la base, mientras que en el extremo opuesto solo ponéis uno. Los arbustillos con hojas (leafy tufts) y flores son muy interesantes, pero no abuséis de ellos ya que atraén demasiada atención (que restamos de las figuras). 
  4. Normalmente utilizo la esponjita verde para crear enredaderas, si bien también existen productos específicos para estipo de planta. Por ejemplo, aquí he colocado varias esponjitas “escalando” la valla, además de en otros sitios.
  5. Plantas naturales! Tras recortarlas un poco para dejarlas en su justa medida, pegué los tallos a la base con pegamento PVA con ayuda de unas pinzas. De nuevo, intentar no seguir ningún esquema simétrico. 

Y esto es todo. Por otro lado, podemos pintar ligeramente la vegetación utilizando la técnica del pincel seco si queremos cambiar el color de algunas plantas. Por ejemplo, podemos darnos cuenta que tras pegar todo, uno de los matojitos es demasiado amarillo y no cuadra con el resto de matojos verdes. Utilizando pintura verde podemos cambiar ligeramente el tono del matojo utilizando el pincel seco. Y de forma similar, podemos aplicar un pincel seco generalizado de un color dado para darle al conjunto con aspecto más homogéneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.