Aprovechando que la última semana estuve pintando unos alemanes en 15mm de Khurasan Miniatures, he querido preparar esta pequeña guía de pintura donde explico como pintar miniaturas de 15mm, y más específicamente, alemanes en su uniforme de 1943 (mid-late war). Sin embargo, si lo que estáis buscando es una guía de pintura del uniforme de principios de guerra, hace unos años preparé esta otra guía que publiqué en Modelbrush. O bien, si lo que queréis es saber como pintar camuflajes en miniaturas de 15mm, aquí os dejo otro post.

Si os han gustado estas guías y os interesa mi estilo de pintura, no puedo dejar de recomendaros la serie de libros de Painting War. Dentro de esta serie,  tengo un número donde explico como pintar alemanes de la segunda guerra mundial y otro centrado en la guerra civil española.

Carta de colores

Paso 1 – Preparación

Empezamos eliminando las líneas de molde y otras imperfecciones con una cuchilla de modelismo y lijas de metal. Intentad sed cuidadosos cuando limpiéis pequeños detalles como los extremos de los rifles. Estas partes son muy sensibles a esta escala y podéis partirlas con facilidad. A continuación, pegamos la miniatura en su base con un poco de cianocrilato. En mi caso, he utilizado monedas de 1 céntimo de euro como bases individuales. Para decorar las peanas podemos pegar arena de playa y algunas piedrecillas con un poco de cola blanca. Una vez el pegamento está completamente seco, aplicamos la capa de imprimación. La imprimación es esencial, dado que nos ayudará a aplicar y extender la pintura (mejora la adherencia de la misma), además de aumentar su durabilidad. Personalmente, para miniaturas de 15mm prefiero utilizar imprimación de color negro, dado que podremos usar este color más adelante cuando hagamos el “perfilado en negro” (ver más adelante). Por otro lado, me gusta pintar la base en este momento en lugar de hacer al final, cuando por accidente podemos arruinar la miniatura pintada. Como ahora aún no hemos pintado nada, no tenemos que preocuparnos si nos salimos o manchamos la figura. Para pintar la peana podemos utilizar la técnica del pincel seco. Primero pintamos toda la base con un marrón oscuro como Chocolate Brown 872 (Vallejo), y a continuación aplicamos un lavado oscuro para resaltar la textura granulada, como el shade Agrax Earthshade de Citadel. Finalmente, aplicamos un pincel seco con Iraqi sand 819 (Vallejo). De la misma forma podemos pintar las rocas utilizando colores grises. Esta variación tonal enriquecerá el conjunto.

Paso 2 – Uniforme de lana M43 y casco M42

La túnica M43 tenía el característico color verde gris o feldgrau del ejército alemán, incluido el cuello, y fue el resultado de simplificar los modelos anteriores (M35 y M40) para abaratar costes y acelerar la producción. Para ser más precisos, las dobleces de los bolsillos desaparecen y la calidad del tejido empeora. Los pantalones se producían en el mismo color y calidad. Este uniforme se utilizó extensamente hasta el final de la guerra. Por otro lado, el casco stahlhelm modelo M42 no cambió demasiado respecto a los anteriores modelos y se entregaba pintado en diferentes tonos de feldgrau o gris antracita, si bien también podrían ser pintados con cualquier pintura usada para pintar vehículos.

Para pintar el color verde gris podemos empezar mezclando German C. extra dark green 896 (Vallejo) y negro a partes iguales (1:1). Este será el color oscuro o sombra, pero no es el color “real” o base para el verde gris que estamos buscando simular. El color base o “real” nos lo dará el color German C. extra dark green puro. Finalmente, podemos aplicar luces mezclando German C. extra dark green con blanco o amarillo. Como quizás ya os habréis dado cuenta, este método o esitlo de pintura incluye tres capas: sombra > base > luz. Este método se conoce como el sistema por triadas, e introducido por Kevin Dallimore para Foundry miniatures, se utiliza extensamente en el mundo del wargames histórico. De hecho, Foundry –y otras marcas- nos ofrecen sets de tres pinturas con triadas listas para usar nada más abrir el bote. Sin embargo, aunque este método es muy efectivo, muchas veces el contraste entre las tres capas es demasiado llamativo. Esto es totalmente correcto, pero personalmente no me termina de gustar. Es por ello que prefiero otro método, la pintura por capas (layering technique). Básicamente es igual que el sistema por triadas, pero incrementando el número de capas. Por ejemplo, cuando pinto 28mm normalmente aplico cinco capas: sombra > intermedio 1 > base > intermedio 2 > luz; donde los colores intermedios son el resultado de mezclar los dos colores de los flancos (es decir, intermedio 1 = sombra + base). Por otro lado, otro factor importantísimo es diluir la pintura con agua. Siempre. No utilicéis pinturas acrílicas normales directamente del bote. Siempre diluidlas con un poco de agua. Al hacer esto, será más fácil aplicar y distribuir la pintura, y lo que es más importante, conseguiremos capas semi-transparentes que nos permitirán evitar contrastes muy marcados entre capas. Cuantas más capas semi-transparentes apliquéis, más intensos será el color en esa área. Podemos jugar con esto para conseguir un bonito efecto de degradado. Ojo, recordad que es importantísimo no cubrir completamente las capas anteriores cuando apliques una nueva. Siempre mantened a la vista parte de las capas anteriores para reforzar el efecto de gradiente. Dicho esto, las miniaturas de 15mm son muy pequeñas y tienen unas superficies bastante limitadas, por lo que aplicar cinco capas puede ser complicado. En su lugar, podéis utilizar el sistema de tríadas. Es decir, tres colores (sombra > base > luz). Pero es muy importante diluir las pinturas con agua (al menos 1:1) para obtener transiciones suaves entre capas. Es posible que el resultado final aun os siga pareciendo oscuro. Si ese es el caso, podéis aplicar una luz adicional (mezclando con el color claro pertinente) solo en las partes más prominentes, como rodillas, codos y arrugas. Esto servirá para remarcar algunas áreas y hacer que la miniatura sea más interesante a nuestros ojos.

Una vez explicado esto, podemos ponernos manos a la obra. Para pintar el uniforme, empezamos pintando la túnica, pantalones, polainas y casco con el color sombra, German C. extra dark green 896 (Vallejo) mezclado con negro en la misma proporción. Tras diluir la mezcla con un poco de agua, pintamos todos estos elementos. Estad seguros de cubrir todo homogéneamente. Si no es el caso, aplicar una segunda capa. A continuación, podemos usar directamente como color base German C. extra dark Green puro. Con este color aplicamos una primera luz general. Es decir, básicamente cubrimos de nuevo toda la figura, pero dejamos el color más oscuro en los recovecos o zonas de sombra como las arrugas. Para pintar las luces, mezclamos German C. extra dark Green con blanco o amarillo en la misma proporción (1:1). Si utilizáis blanco, las luces resultantes serna grises y frías; mientras que el color amarillo generará luces verdaceas y cálidas. Ambas opciones son totalmente correctas y, de hecho, os animo a que mezcléis en la misma unidad o incluso en la misma miniatura prendas iluminadas de una forma u otra. Tened en cuenta que el color del uniforme podría variar en función del lote y, sobre todo, del uso. Esta pequeña nota de color dará muchísima personalidad a vuestras miniaturas. En mi caso, para este tutorial he utilizado solo amarillo (Light yellow 949, Vallejo). Cuando apliquéis las luces, lo más sencillo es centrarse en las zonas más prominentes esculpidas en la figura, las cuales vienen a ser las rodillas, codos y arrugas, así como los bordes de la túnica y bolsillos. Si no estáis seguros de hacia dónde deberías orientar las luces, considerar que la luz viene siempre desde arriba (el sol). Es decir, dirigir las luces hacia la parte superior de la miniatura. La última luz o luz máxima debería cubrir un área muy reducida –normalmente es un simple puntito o línea- y la aplicamos en el borde de las zonas más expuestas. Recordad que para obtener un efecto de degradado es muy importante no cubrir las capas anteriores, y además debéis diluir las pinturas con agua para generar capas semi-transparentes. Finalmente, podemos utilizar de nuevo el color más oscuro para recuperar algunas zonas de sombra que hemos pintado accidentalmente. Por otro lado, si os atrevéis con el método de pintura por capas (layering technique), la idea es exactamente la misma, pero obviamente incrementando el número de capas.

Para pintar el caso, podemos utilizar la misma receta que acabamos de explicar y así podríamos pintarlo al mismo tiempo que pintamos el uniforme. La única cosa que difiere es la forma de aplicar las luces. Podemos separar el casco en dos partes, la parte superior y la visera. En el primer caso, dirigimos las luces hacia la parte superior a base de pintar círculos concéntricos, cada uno ocupando un área más reducida que el anterior. En el caso de la visera, podemos dirigir las luces hacia la parte inferior. La ultima luz de la visera es un perfilado en los bordes usando el pincel horizontalmente en lugar de usar la punta.

Paso 3 – Accesorios y armas

Antes de comenzar a pintar las armas y los accesorios podemos aplicar un perfilado en negro. Es decir, podemos pintar una delgada línea negra entre cada elemento de la figura para separarlos claramente. En mi opinión, este paso es de especial importancia en miniaturas de 15mm (y 28mm, todo sea dicho), ya que claramente definimos las diferentes partes de la miniatura. Esto refuerza el efecto visual cuando tengamos nuestro ejército desplegado en la mesa de juego con las miniaturas situadas al menos a medio metro de nuestros ojos. Debido al reducido tamaño de las miniaturas de 15mm, en lugar de pintar una delgada línea alrededor de los accesorios podemos directamente pintar el accesorio completo de color negro. Esto es especialmente útil para aquellos accesorios que de hecho son negros, como las cartucheras y cinchas. También podéis pintar una delgada línea entre la túnica y los pantalones, pero con cuidado de no arruinar el trabajo previo. Por otro lado, si recordáis, utilizamos imprimación de color negro. Ahora es cuando podemos sacarle provecho, dado que el perfilado será mucho más sencillo de hacer ahora, especialmente en el caso de los recovecos; los cuales si dejamos en el color imprimación –negro– no hará falta ni repintarlos en este momento.

Para pintar cuero negro lo primero que debemos hacer es asegurarnos de que tenemos pintado el accesorio de color negro de forma homogénea. Si no es el caso, aplicamos una nueva capa de color negro. Para iluminar el color negro normalmente no utilizo gris o blanco, si no que mezclo negro con rosa. La idea detrás de esta curiosa elección es que el color rosa contiene pigmento rojo, el cual es un color cálido y por lo tanto obtendremos unas luces cálidas sobre el negro. Y éstas estarán en harmonía con las luces que aplicamos sobre el color gris verde del uniforme –si os acordáis, utilizamos amarillo para ello, otro color cálido. Para iluminar el negro, mezclamos negro con rosa o color carne en la misma proporción (1:1) y pintamos una delgada línea a lo largo de las cinchas o en los bordes de las cartucheras de la carabina. Para pintar cuero marrón, como las botas, comenzamos pintado estos elementos con Dark oxide 302 (Vallejo), y a continuación aplicamos una única luz con Flat Brown 984 (Vallejo) en la punta de la bota y bordes. Si el resultado nos parece demasiado oscuro, siempre podemos mezclar Flat Brown con un poco de Orange Brown 982 (Vallejo) para dar una luz adicional. Para pintar lona marrón, como en el caso de la bolsa de pan o las cartucheras de los cargadores de Stg44, primero pintamos estos elementos con Chocolate Brown 872 (Vallejo). A continuación, mezclamos el marrón chocolate con Beige Brown 875 (Vallejo) en la misma proporción y aplicamos la primera luz dirigiéndola hacia los bordes de las cartucheras o las arrugas si las hubiere. Finalmente, usamos marrón beige puro para aplicar la última luz justo en los bordes.

Para pintar la lata de la máscara antigás, la tartera y taza podemos utilizar German C. extra dark green 896 (Vallejo) mezclado con blanco en la misma proporción. Al usar blanco ahora, las resultantes luces serán grises y contrastarán considerablemente con aquellas sacadas en el uniforme con amarillo. Para la lata de la máscara antigás, podemos pintar líneas horizontales a lo largo (estas vienen normalmente esculpidas), además de pintar los bordes laterales. En cuanto a la taza y tartera, podemos aplicar las luces en la parte superior.

Para pintar el panzerfaust, primero pintamos el arma con English uniform 921 (Vallejo), y a continuación aplicamos el lavado Agrax Earthshade de Citadel para remarcar los recovecos y zonas de sombra. Una vez el lavado este seco, aplicamos luces mezclando este Engish uniform con blanco. Podéis dirigir las luces hacia los extremos del “cilindro” (parte trasera y cabeza). Además, podéis pintar una línea de color negro justo en la parte de atrás. En mi caso, he utilizado la misma receta para pintar algunas cinchas y el mango de madera de la pala, salvo que me he saltado el paso del lavado con Agrax. Para pintar la Stg44, pintamos la parte de metal con Gunmetal 054 (Vallejo) y aplicamos un lavado con Nuln Oil de Citadel. Podemos dejarlo así, o bien aplicar una “luz” utilizando de nuevo Gunmetal para recuperar el color original en las aristas del arma. Para pintar las partes de madera, primero utilizamos Flat Brown 984 (Vallejo) para pintar el mango y culata, y a continuación pintamos líneas horizontales con Orange Brown 982 (Vallejo) simulando el veteado de la madera.

Paso 4 – Caras y manos

Primero tenemos que pintar un color de transición, dado que el color negro es demasiado oscuro. Personalmente, suelo utilizar Flat Brown 984 (Vallejo), con el que pinto completamente la cara y manos. De hecho, lo que yo hago es utilizar este color para hacer un “perfilado” tal y como vimos previamente cuando usamos negro para perfilar los accesorios. Pero aquí usamos marrón oscuro en lugar de negro.

Para pintar la piel, empezamos utilizando Tan 066 (Vallejo). Recordad que es muy importante diluir las pinturas con un poco de agua. Con la pintura Tan diluida y un pincel fino (doble o triple 0), pintamos los detalles de la cara: la frente, nariz, mejillas y labios superior e inferior (barbilla). Aquí nos aprovechamos del color oscuro que pintamos previamente, el marrón mate (flat Brown), para dejar una delgada línea entre cada uno de estos elementos. No os preocupéis si os pasáis y pintáis encima. Siempre podéis repintar esta línea de nuevo. De forma similar, pintamos las manos y cada uno de los dedos, dejando una línea oscura entre cada dedo. A continuación, utilizamos Dwarf skin 041 (Vallejo) para aplicar la primera luz que dirigimos hacia las partes más prominentes, como las puntas de los dedos y nudillos en el caso de las manos; y en la punta de la nariz, parte superior de las mejillas, labios y frente en el caso de la cara. Finalmente, mezclamos Dwarf skin con blanco en la misma proporción y aplicamos una última luz siguiendo las ideas anteriores, pero cubriendo un área más reducida. Y recordad que siempre podemos volver atrás y repasar el “perfilado” con marrón mate si accidentalmente tapamos una de las líneas de perfilado.

Aquí os dejo otro tutorial para pintar caras y manos con algunas ideas adicionales.

Paso 5 – Detalles finales y base

Finalmente, podemos pintar algunos detalles para darle incluso más “vida” a nuestras miniaturas. Para pintar las charreteras, primero las pintamos de color negro y a continuación trazamos dos delgadas líneas de color blanco a cada lado. Tambien podemos pintar el parche con la graduación del oficial en la manga izquierda: primero pintamos un triángulo negro invertido, y dentro pintamos una punta de flecha con dos líneas blanca. Por otro lado, podemos añadir algunos efectos de envejecimiento a nuestras miniaturas, tal como polvo o barro en rodillas y codos. Para hacerlo, cogemos un par de pinturas acrílicas marrones, como English uniform 921 y Chocolate Brown 872, y las diluimos con agua en una proporción 1:5 (5 gotas de agua por cada una de pintura). Y aplicamos este “filtro” o pintura muy diluida de forma irregular sobre codos y rodillas. La no es cubrir totalmente la superficie, si no ligeramente cambiar el color.

En cuanto a la base, podemos añadir un poco vegetación. Primero, es importante considerar donde queremos ambientar nuestra miniatura. No es lo mismo un bosque en Karelia que la playa de Omaha. Con esto en mente, podemos trabajar la vegetación por niveles. Primero añadimos un poco de césped electroestático o serrín fino de color verde (o cualquier otro color). A continuación, podemos pegar arbustitos o grass tufts de diferentes formas, colores y texturas. Finalmente, podemos añadir pequeños arboles simulados con seamoss y hojitas de modelismo ferroviario pegadas con cola blanca. Las posibilidades son enormes. Os dejo algunas ideas, aquí, aquí y aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.