HeresyBrush

Como pintar caras en 28mm

Tras muchas caras pintadas, y tras muchas técnicas probadas…creo que he llegado a una combinación para pintar la carne (especialmente las caras) con la que estoy conforme, aunque aun continuaré puliéndola. “Mi técnica” trata de combinar el contraste exagerado que crean algunos pintores históricos, con mi antiguo estilo mucho más difuminado.

Lo primero que se hace a la hora de pintar la cara es pintar los ojos. Mucha gente los pinta en último lugar, pero en mi humilde opinión esto es un error, ya que será mucho más complicado pintarlos al tratar de no estropear la cara.

Así pues, lo primer que hacemos es pintar de Negro mate lo que serán las cuencas oculares, donde irán los ojos. Después, tenemos dos posibles opciones:

a) Pintamos con Blanco mate un ovoide en la cuenca ocular (lo que será el ojo). Con negro mate trazamos una línea negra vertical.
b) Sobre la cuenca pintada de negro pintamos dos puntitos de blanco a cada lado de lo que será el ojo, dejando el centro de negro. Conviene repasar con negro, para ajustar correctamente la pupila.

Si nos pasamos, repasamos tranquilamente (es lo bueno de pintar los ojos antes de la carne!). El mayor problema que plantea los ojos es la simetría. Este problema muchas veces se debe a la figura o capa de imprimación, que nos “desfiguran” los ojos, haciendo que la base sobre la que pintemos los ojos no sea simétrica. Así, lo mejor es atinar a la primera….pero como esto es harto difícil, lo único que puedo aconsejar es ir probando poco a poco y observando desde todos los ángulos necesarios, hasta que consigamos unos “ojos perfectos”.

Una vez pintados los ojos, toca pintar la carne. En este punto es donde más he experimentado y probado. Al principio utilizaba una mezcla demasiado oscura, con lo que conseguía un contraste excesivo y poco realista. Actualmente he conseguido una mezcla que me da un tono de sombra adecuado al tono final de cara, sin que quede exagerado.

De esta manera, como color carne utilizaremos una mezcla de Marrón mate (1/4) + Marrón naranja (3/4), ambos de Vallejo. La cantidad de marrón mate debe ser minúscula, ya que es el color que va a oscurecer la carne!. Esta mezcla la daremos por toda la cara de manera uniforme.

En el caso de los ojos: hay que pintar con especial atención la parte inferior de los ojos, para que no quede ninguna línea negra (que aplicamos al principio). Esto se hace para evitar el “efecto gafa” en la figura, es decir, una línea negra bordeando los ojos. En la parte superior si conviene mantener esta línea (aunque fina), ya que representará las cejas.

Una vez tenemos pintado el color que nos hará de sombras, comenzaremos aplicando un color más claro (nuestro carne definitivo) con el cual marcaremos todas las zonas que después iluminaremos, a la vez que resaltamos las “líneas” o parte de sombra que respetaremos.

Este color será una mezcla que contenga uno de los colores usados en la mezcla que hemos usado de base. Así nos aseguramos que el contraste exista, pero que no sea excesivo. Este color, como es obvio, será el Marrón naranja (si usamos marrón mate, obtenemos un marrón oscuro, no color carne bronceada). Así pues, la mezcla será de Marrón naranja + Carne mate a partes iguales. Después, iluminaríamos todas estas zonas añadiendo blanco a la mezcla, dando unas 3 ó 4 subidas (hasta llegar a algo que nos convenza).

Según esto, esta mezcla la aplicaremos en las zonas que posteriormente iluminaremos, dejando entre medias “líneas” de sombra. Estas líneas de sombra vienen dadas por el color base que usamos al principio, por tanto hay que EVITAR pintarlo (no obstante, siempre se puede repasar al final). Según la fotografía siguiente:

a)Las zonas verdes indican las zonas más amplias de carne, que estarán separadas todas entre sí por líneas de sombra. La iluminación en estas zonas será sencilla, ya que son zonas amplias. Cada nueva luz se dirigirá hacia el foco de luz considerado. En el caso de los mofletes, solo debería haber una luz (es común hacer una segunda luz a la altura de la boca). En mi caso, el foco de luz proviene de arriba, por tanto la luz final irá en la parte superior, a excepción de la nariz que irá en la punta.

b)Las líneas rojas serian pequeñas líneas del color carne final que supondrían “marcas de expresión”, es decir, estas líneas ayudan a dar personalidad a la miniatura. Estas líneas irían en el entrecejo y laterales de los ojos. La iluminación seguiría las mismas normas vistas para las zonas verdes.

c)Las zonas azules serian como zonas verdes, pero mucho más finas y más complicadas de aplicar (muy especialmente la que supone los párpados). Esta línea de parpados no siempre se puede aplicar, va a depender mucho de la miniatura. Las lineas de la nariz son fundamentales, ya que le dan mas volumen.

Para los labios hay varias posibilidades: se pueden pintar del mismo color carne, o se pueden pintar del primer color base usado mezclado con un poquitín de rojo. En mi caso, al haber bigote me he decantado por la primera opción, ya que el bigote crea suficiente contraste.

Después, se podría perfilar de negro el pelo, bigote, casco, etc, para posteriormente pintar todas estas zonas. Un truco que da más personalidad a las miniaturas es pintarle patillas (en aquellas miniaturas que no las tengan esculpidas, aunque no es mi caso). Para ello, con el color del pelo se pinta un pequeño rectángulo o “cabeza de hacha” en la parte delantera de la patilla, y en contacto con la parte superior del pelo.

Con este tutorial trato de explicar cómo pintar carne bronceada (ej. Típica de pueblos mediterráneos). En función del tipo de carne, habrá que usar otro tipo de mezcla. Por ejemplo: para pintar pueblos celtas o norteños habrá que usar más cantidad de Carne mate que de Marrón naranja; para pintar pueblos asiáticos/norteafricanos habrá que añadir otro color para conseguir un color oliváceo (ej. Una gotita minúscula de Marrón violeta), etc.

This entry was posted on Martes, diciembre 16th, 2008 at 22:24 and is filled under: 28mm, Conflict, Painting guide