Como transportar nuestras figuras con Feldherr

Este artículo es un poco diferente comparado con lo que suelo comentar en el blog, pero no deja de cubrir un aspecto muy importante de nuestro hobby: como transportar nuestras figuras de forma segura y cómoda (tanto para nosotros como para ellas). Si, además de pintar, ¡también soy jugador! (aunque no juego tanto como quisiera). Normalmente tengo mis figuras en una vitrina en casa, donde están protegidas del polvo y puedo echarlas un ojo de vez en cuando (aunque suene raro, encuentro cierta satisfacción al hacer esto). Sin embargo, cuando tengo una partida en el club o una tienda, necesito…

Tanques para Warhammer 40.000 II

Después de un par de años, finalmente he conseguido terminar el segundo tanque Leman Russ para mi ejército del Culto Robágenes. Se trata de un bonito kit de Forge World, un Leman Russ Destroyer. Un cazacarros que nada tiene que envidiar a los homólogos alemanes de la segunda guerra mundial. Para mantener cierta coherencia con el primer Leman Russ que pinté, he añadido unos filtros de aire y las extensiones traseras para cruzar trincheras proveniente de otro kit de Forge World. También le he añadido unos protectores para las orugas. En cuanto al esquema de pintura, no ha sido tarea…

Tanques para Warhammer 40.000 I

Hoy quiero compartir con vosotros una guía de pintura de un tanque de Warhammer 40k, un Leman Russ del Culto Genestealer. Hace unos 10 años me monté un ejército de la Guardia Imperial repleto de vehículos. Debía de tener al menos unos 12 tanques. ¡me encantaban esos enormes y poderosos monstruos de acero! Especialmente las versiones diseñadas por Forge World, mucho más estilizadas y carismáticas. Sin embargo, en aquella época no invertía demasiado tiempo en pintar miniaturas: con pincel pinté un camuflaje a tres colores; y arreando. Por supuesto, no les hice absolutamente nada de “weathering”. Curiosamente, tras dejar de…

Culto robagenes, Warhammer 40.0000

Durante las corta –pero increíble- visita que el equipo de ModelBrush me hizo aquí en Finlandia encontramos una caja de Shadow War: Armageddon en la tienda friki del pueblo. Como os imaginaréis, fue una grata sorpresa (y nuestros cuchicheos no pasaron desapercibos ante los dependientes…), dado que la caja está agotadísima en todos lados. Tras dividirla en cuatro partes, yo fui el afortunado que consiguió el manual. Desde que leí los primeros avances sobre este nuevo juego siempre quise probarlo. Y ahora tenía las herramientas necesarias. Sin embargo, ¡necesitaba una banda! Y entonces recordé que por casa tenía unas cuantas…