Bueno, estreno nuevo blog… y espero que este no me lo cierren! De ahora en adelante, usaré este espacio para meter diversa información y fotos de mis trabajos. Aquí encontraréis todo aquello que vaya pintando. Será mi cuaderno de bitácora para tener un registro de mis trabajos y contemplar el progreso (si lo hay), junto a las ideas que he tenido en cada momento. Pero ante todo, la esencia de este blog será compartir mis éxitos y fracasos en el mundo del modelismo. Todo lo que vaya aprendiendo, irá a parar aquí. 

A día de hoy, 24 de enero del 2018, tengo a mi espalda unos cuantos pedidos de pintura: un ejercito persa (15mm. Xyston), un par de secciones Flak 88 (15mm, FOW), 2 Panther y 1 Stug G (15mm, FOW),  un biplano britanico de la Gran Guerra (15mm), y seguro que algo mas por ahí escondido. Básicamente, todo es 15mm. Y a esto hay que sumarle mis proyectos personales; aunque debido a la falta de tiempo, estos proyectos siempre terminan con cuaro de lo esperado. Algunas ed las cosas que tengo entre mano son: escuadra de fusileros franceses de la Gran Guerra (28mm, Crusader, dos pintados), coronelía española del siglo XVI (15mm, Venexia, cuatro peanas pintadas), varios tanques de 28mm (Tamiya, sin emepezar…), varios vehículos en 15mm par Flames of War (entre otros, varios Pumma y Pz IV H), un pelotón de Falangistas ed la Guerra Civil Española (28mm, Anglian, dos pintados) y un pelotón de marines americanos modernos (30mm, Skorpion miniatures, uno pintado). Si os preguntáis como voy a ser capaz de terminar todo esto, la respuesta es muy sencilla: es imposible. De ahí que siempre esté arrastrando proyectos. 

Entre estos proyectos cabe destacar aquel de los falangistas en 28mm, donde he empezado a practicar un nuevo estilo basado en el de grandes pintores como El Mercenario, Rafa Archiduque Tom Weiss. Básicamente se basa en resaltar mucho los contrastes usando un color base oscuro, seguido de un segundo color base más claro, y terminando con otro mucho más claro. Es decir: sombra, base y luz. Esto es lo que se conoce como tríada. Todo ello con pinceladas más o menos “bruscas”, no tratando tanto de buscar degradados, si no remarcar los contrastes. En la ropa en general queda bastante resultón. Pero para la carne, tras algunas críticas constructivas en un foro, he reculado y he optado por inentar algo difernete: mezclar este estilo nuevo con mi estilo de toda la vida, más difuninado. De esta gaita, el nuevo estilo que estoy intentando desarrollar quedaría con brazos y manos pintados a mi estilo -es decir, sin contrastes exagerados-, y en la cara resaltar las sombras para marcar la nariz, boca e incluso arrugas. Aunque aún queda mucho por mejorar, la verdad es que el resultado (testeado en los franceses de 28mm) me convence. En cuanto a las ropas, para ser honesto, aun estoy meditando sobre que tecnica usar. Por ahora, en los mencionados franceses, he usado mi estilo de siempre, buscando degradados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.