Heresybrush, blog sobre modelismo para wargames y aerografía. Rubén Torregrosa
4Jan/112

Como usar la pasta texturizada de Vallejo

By Rubén Torregrosa

Hace poco han llegado a mis manos unos cuantos productos de Vallejo, entre ellos, una pasta sintética para recrear de forma realista un suelo. La referencia que he usado en este tutorial es la 219, Brown Earth, para recrear una tierra neutra. No obstante, en su catalogo podemos encontrar un buen surtido de colores. Esta pasta está compuesta por resina acrílica, pigmento y lo que ellos llaman “microesferas”, dando como resultado en una sola pincelada una textura de aspecto granulado y ya coloreada, que nos ahorrará muchísimo trabajo (en mi caso primero aplicaba arena de modelismo y después la pintaba, lo cual lleva un buen rato). La miniatura que ilustra el tutorial es una Light Spider de la gama de Secrets of the Third Reich de Westwind.

Sin necesidad de tener que agitar el bote, lo abrimos y con ayuda de un pincel o una espátula empezamos a aplicar la pasta. A pesar de tener un aspecto semisólido es bastante fácil de aplicar con pincel.  No obstante, el pincel que usemos es más que probable que no podamos volver a usarlo en otras tareas cotidianas, ya que se acaba abriendo (yo use un pincel redondo y otro plano, pero solo se vio afectado el redondo). Como veis en la foto, la pasta se puede aplicar perfectamente sin haber pintado nada de fondo (en mi caso, el gris de la imprimación). Una vez hemos acabado de usar la pasta, los pinceles se pueden lavar perfectamente con agua. Es recomendable aprovechar el agua a presión que sale del grifo para eliminar las esferas que se hayan quedado entre las cerdas. Según he leído en una web se puede mezclar con pinturas acrílicas para cambiar el tono, pero no lo he probado.

Tras esperar una hora a que seque, empezaremos a pintar los detalles con pinturas acrílicas. Primeramente, para resaltar la arena aplicaremos un pincel seco con Arena iraquí (819, Vallejo) con ayuda de un pincel plano y ancho. No hay que preocuparse de aplicarlo con extrema delicadeza, ya que las esferas quedan peregrinamente fijadas. En el caso de los ladrillos, he partido inicialmente de Marrón mate (984, Vallejo) con el que he pintado los lienzos en su totalidad. Para resaltar y ganar contraste he ido pintando de forma individual algunos ladrillos en marrón chocolate (872, Vallejo) y Carne marrón (066, Vallejo Game Color). La idea, como comenté en la entrada de Como pintar edificios, es usar al menos tres tonos: neutro, claro y oscuro, cuyo objetivo es ensalzar el contraste y ganar riqueza cromática. Por último, la madera de las cajas y del listón fueron pintadas con Marrón chocolate y Verde amarillo (881, Vallejo) mezclado a partes iguales. Es muy importante tener en cuenta que cualquier color que usemos previamente a un lavado o filtro diferirá bastante del tono final. En mi caso, lavados y filtros suelen estar siempre orientados hacia tonos oscuros, luego me interesa partir de colores muy claros, para que al final aún mantengan un tono correcto.

A continuación guardaremos las pinturas acrílicas para sacar los óleos. Inicialmente he aplicado un lavado con Dark Wash de MIG productions para sacar sombras al conjunto y de paso acomodar las superficies a la aplicación de óleos (normalmente, cuando se usan óleos previamente se suele aplicar una capita de disolvente). Una vez seco, tarda un buen rato, depositaremos un poco de oleo rojo, amarillo, azul, verde, negro y blanco sobre nuestra paleta de colores (es recomendable forrarla con papel de aluminio, fácil de recoger). De forma semejante a la ya descrita en el artículo de los edificios vamos aplicando pequeñas pinceladas de cada color por toda la superficie en cuestión. A continuación, con un pincel plano humedecido en disolvente vamos arrastrando todas las manchas, homogeneizando el conjunto y ganando una importante variedad cromática.

Finalmente solo nos queda aplicar los pigmentos. En mi caso la peana representa una casa derruida, por lo que voy a tratar de recrear una tierra manchada por el polvo rojizo de los ladrillos rotos. De esta manera, he seleccionado tres pigmentos: Vietnam Earth (P031, MIG), Europe Dust (P026, MIG) y Marrón oxido de hierro (108, Vallejo). Los dos primeros servirán como base, y el último es el que dará el toque rojizo. Así, con un pincel redondo y grueso cogemos un poco de cada pigmento y lo depositamos en una superficie donde se puedan coger y mezclar con facilidad (en mi caso, el centro de la peana, la cual solo sirve de sostén para el spider mech). En mi caso partí del pigmento rojizo directamente, aplicando un poco de forma aleatoria por algunas partes de la superficie (mi idea era representar zonas con mayor cantidad de ladrillo roto). A continuación, con Vietnam Earth fui dispersándolo y homogeneizando la superficie. Finalmente, con Europe Dust aclaré algunas zonas que estaban demasiado rojizas o demasiado anaranjadas. Básicamente la idea es aplicar manchas de cada pigmento y después fusionarlas con ayuda del pincel. Independientemente del orden de aplicación, podemos retocar cuanto queramos, aunque es recomendable que en los últimos retoques reduzcamos la cantidad de pigmento que apliquemos, no sea que nos pasemos. En el caso de los ladrillos he seguido la misma técnica comentada en el articulo de Como pintar edificios.

Comments (2) Trackbacks (1)
  1. Fantastico tutorial!
    Muy clarito y eficaz.
    Donde puede comprar el nuevo producto de Vallejo (el efecto arena)??

    PD. Perdona pero no tengo tildes 🙁

  2. Hola,

    Yo lo compré en esta tienda online:

    http://www.guineahobbies.com


Leave a comment