Heresybrush, blog sobre modelismo para wargames y aerografía. Rubén Torregrosa
5Jan/113

Como hacer desconchones

By Rubén Torregrosa

En lo que lleva publicado este blog ya he posteado en más de una ocasión como hacer desconchones con ayuda de una esponja. Sin embargo, hasta ahora solo usaba un color (marrón casi negro), y aunque el efecto aplicado en 15mm es bastante aceptable, a mayores escalas pierde realismo, haciéndose necesario aplicar al menos un segundo color, semejante al de la superficie en cuestión, recreando así de manera más realista el rozón sobre la pintura. Y con el objetivo de comentar esta nueva técnica escribo estas líneas. La figura que ilustra este tutorial es una Medium Spider de la gama de Secrets of the Third Reich de Westwind.

Secrets of the third reich

Normalmente cuando la pintura se descascarilla, a modo de una costra que se cae, el rastrón que deja es el del color inicial de la superficie (oxidado/ennegrecido en el caso de metales) rodeado del color de la pintura “limpia” es decir, de la pintura original que al estar en capas más profundas no ha sufrido el envejecimiento causado por la intemperie.

En primer lugar hemos de buscar un color parecido al de la superficie que queramos desgastar, pero de un tono más claro. Por ejemplo, en mi caso el color del vehículo es verde oliva y el color que he escogido es el Amarillo camuflaje (978, Vallejo). Para carros alemanes basados en una imprimación de amarillo oscuro se puede utilizar un Arena iraquí (819, Vallejo). En el caso de un gris neutro, usar un gris más claro, etcétera. Una vez seleccionado el color apropiado, utilizaremos una esponja y un pincel redondo para aplicar los desconchones. En primer lugar usaremos la esponja, que en mi caso es un pequeño rectángulo recortado de las esponjitas que vienen en los blísteres. Hemos de diluir un poco la pintura para que la esponja coja bien la pintura. Con esto, con la esponja aplicaremos “puntadas” especialmente en aquellos sitios más proclives al desgaste (aristas, trampillas, etc). Es importante descargar el exceso de pintura sobre un papel, a la par que nos sirve para ver como quedarán las manchas. A continuación, con el pincel iremos ampliando el tamaño de las manchas previamente creadas e iremos creando otras nuevas. La idea es pintar los desgastes en los ángulos rectos (dentro de lo que cabe, según el modelo), justo en el borde de las aristas. El patrón ha de ser totalmente aleatorio, lo cual ciertamente desgasta bastante. En mi caso fui aplicando las manchas por etapas, cuando veía que me cansaba lo dejaba. Esto es importante, ya que si seguimos trabajando lo haremos rápido y mal, obviando desconchones. Al margen del descanso, es recomendable parar de vez en cuando y contemplar el trabajo, buscar posibles faltas y arreglarlas, sobre todo para cuadrar los desconchones. Como cabe esperar, las zonas más proclives al desgaste deberán estar más trabajadas. Así por ejemplo haremos manchas voluminosas en las bisagras y bordes de una trampilla, todo acompañado del punteado de la esponja.

Una vez aplicado este color base, daremos cuerpo a las manchas usando una mezcla a partes iguales de Marrón mate (984, Vallejo) y Negro mate. En este caso usaremos un pincel redondo y fino, con el que iremos cuidadosamente rellenando las manchas aplicadas con el Amarillo camuflaje, siempre dejando en uno de los extremos una porción de dicho color. Es decir, si tenemos un cuadrado con cuatro lados, solo dejaríamos uno de los lados con el color claro, el resto quedarían cubiertos del color marrón-negro. La fracción de color claro siempre será la que esté más alejada de la arista, en el que caso de que ésta sea la ubicación del desconchón. En el resto de casos, como arañazos o desconchones en el medio de una superficie, la porción de color claro estará donde más nos convenga. Una recomendación a la hora de aplicar este tono oscuro es hacerlo en forma de puntadas (con la mano temblando), no en trazos lisos, para darle un aspecto irregular y “aleatorio” a las manchas.

Finalmente, para darle un toque más realista aplicaremos unos chorretones de óxido cayendo del metal que ha dejado al descubierto la pintura descascarilladla. Para ello, usaremos Marrón mate muy diluido (1:5 al menos) y con un pincel fino aplicaremos los chorretones de forma vertical, empezando la pincelada por el extremo y terminándola en la base coincidiendo con la mancha, usando el pincel tal y como se ve en la fotografía. Esta dinámica a la hora de aplicar la pincela tiene sentido, ya que a medida que vamos desplazando el pincel sobre una superficie vamos arrastrando la pintura, y en el sitio donde separamos el pincel, queda mayor cantidad. De ahí que un chorretón será más intenso al contacto con el desconchón, y se va diluyendo a medida que desciende. Como es una tinta tan diluida, podemos aplicar sucesivas capas para ganar intensidad, según nos interese.

Comments (3) Trackbacks (3)
  1. Una vez más impresionante!
    En la mini como dices la pintaste de verde oliva, se aprecian unas zonas más claras, estas luces las haces también con aerógrafo? como si se puede saber? jeje
    saludos y gracias por compartir tus logros con todos nosotros.

  2. Efectivamente. El color base es Olive grab (XF-62, Tamiya). Despues empiezo a meter subidas añadiendo blanco, hasta que consigo un color que me gusta. No obstante, con el posterior tratamiento de filtros y demás el color inicial se pierde completamente.

  3. No sólo es magnífico el trabajo de divulgación de técnicas que realizas, sino que además está muy bien explicado: sencillo, directo y ameno. Muy, muy agradecido.

    Un abrazo.


Leave a comment