HeresyBrush, blog de modelismo, pintura y aerografía
25sep/105

Como pintar edificios

By Rubén Torregrosa

Hace tiempo que andaba buscando un edificio con el suficiente detalle como para poner en práctica un par de técnicas, y por fin lo encontré en Escenorama. Usando dos edificios de esta compañía voy a tratar de explicar como pintar edificios de una manera realista, ajados por el inevitable envejecimiento debido al paso del tiempo, usando para ello oleos y pigmentos. No obstante, lo que describo en estas líneas puede seguirse en su totalidad o solo utilizar aquellas partes que más nos convengan.

Tras montar las piezas (en mi caso, he aprovechado la posibilidad de dejar “suelto” un lienzo y así poder meter miniaturas dentro del edificio), imprimaremos el modelo en negro para acentuar el tono oscuro y fomentar así el envejecimiento, cosa que no se conseguiría con gris o blanco. En mi caso, he usado un spray de grafitero de Montana Colors, baratos y con buen acabado.

Una vez seca la imprimación, viene el trabajo de aerógrafo. En primer lugar habremos de pintar el ladrillo en tonos rojos, usando para ello cuatro colores de Model Air: arena (075), amarillo (002), rojo escarlata (003) y marrón rojizo (039). Empezando por una primera capa de marrón rojizo + arena, se aplican sucesivas capas, en distintas zonas, añadiendo amarillo y rojo escarlata en distintas proporciones. Con esto conseguiremos una buena variedad cromática para los ladrillos.

Una vez seco, pasaremos a pintar las piedras en tonos grises, para lo cual previamente habremos de enmascarar los ladrillos ya pintados, evitando así pintarlos de gris por error (en mi caso he usado la barata cinta de carrocero). Es importante colocar correctamente la cinta y cubrir en su justa medida cada zona. También es recomendable cubrir TODA la zona de ladrillos (en mi caso solo cubrí los extremos y la pintura gris acabó manchando la zona no cubierta). Así, con Gris neutro (XF53, Tamiya) pintamos toda la zona que vaya de gris, esto es, todas las piedras de los laterales y la parte inferior de los lienzos.  Al igual que hicimos con el ladrillo rojo, para conseguir variedad cromática mezclamos el gris con blanco y aplicamos repetidas capas para aumentar la variedad de tonos.

Una vez pintados los colores base, pasaremos al pincel. Para conseguir aún más variedad en los lienzos se pueden pintar ladrillos, de forma individual, en distintos tonos. En mi caso, solo he añadido un tono más, pintado algunos ladrillos de un color más oscuro: marrón rojizo (985, Vallejo) + Sombra tostada (941, Vallejo) en los ladrillos y Gris oscuro (994, Vallejo) en las piedras. Tras esto, pintaremos las ventanas, puertas y otros motivos. En este caso, he decidido pintarlas de Verde refractario (890, Vallejo).

A continuación pasaremos a usar los óleos. La técnica que he usado consiste en aplicar pinceladas de cada oleo indiscriminadamente por toda la superficie en cuestión, para a continuación usar un pincel plano humedecido con disolvente (yo uso el de esmaltes de Humbrol) y arrastrar todas estas manchas de oleos a base de repetidas pinceladas (de arriba abajo preferentemente).  Previamente al aplicado de los oleos habremos de aplicar un lavado con Brown Wash de Mig Productions por toda la superficie, para ir oscureciendo un poco el tono general y sacar las sombras.

En mi caso, he decidido coger cinco colores: blanco, negro, cyan, amarillo y magenta. Como veis, son los colores básicos de la teoría del color. Esto implica que cuando fundamos todos los colores podremos obtener toda la gama cromática, es decir, todos los tonos habidos y por haber. En cualquier caso, con el pincel empapado de disolvente podemos ir eliminando los oleos aplicados, en el caso de que no nos guste o queramos rebajar un poco el tono.

Una vez seco, no tarda más de 10 minutos, pasaremos a la última fase de pintura: los pigmentos. Cuando nos encontramos ante una pared de ladrillo nos puede surgir la duda de cómo conseguir pintar el cemento/yeso de un tono claro sin estropear el ladrillo pintado. La respuesta más inmediata es pintar todo de blanco y aplicar un pincel seco de marrón rojo o pintar cada ladrillo individualmente (demasiado trabajo). No obstante, el resultado es demasiado plástico, y por tanto, poco realista. Por el contrario, si usamos pigmentos conseguiremos el mismo efecto (blanco al fondo) pero con un efecto bastante realista, además de ser una técnica sencilla y rápida de aplicar (la pega es que tarda un poco en secar). En mi caso, he usado un pigmento gris claro (Panzer grey (P035) de Mig Production)

Con esto, diluiremos el pigmento en un disolvente (ej. Humbrol) hasta conseguir una pasta algo más espesa que la mayonesa. No os asustéis cuando veáis que el pigmento gris se vuelve negro al entrar en contacto con el disolvente. A continuación, con un pincel plano iremos aplicando la pasta sobre toda la superficie en cuestión, poniendo especial hincapié en que queden rellenos los huecos entre los ladrillos. Pasarán varias horas hasta que se seque y lo sabremos por que el color negro resultante de la dilución irá pasando progresivamente al gris original, a medida que se evapore el disolvente. Una vez seco observaremos que tenemos toda la superficie grisácea, incluido los ladrillos. Por lo tanto, ahora deberemos eliminar el exceso de pigmento de las superficies en relieve, pero respetando el de los recovecos. Para ello, con un trapo humedecido con agua vamos limpiando dicho exceso.  Y con esto, ¡habríamos acabo de pintar el modelo!

Con el segundo edificio voy a tratar de explicar cómo recrear los efectos del fuego. El edificio ha sido pintado exactamente igual que el ya descrito, con la salvedad de que los colores han cambiado: el ladrillo ahora es amarillo y los motivos azules. Por lo tanto, habríamos de seguir todos los pasos ya descritos.

Una vez tengamos el edificio completamente pintado, habremos de usar una vez más el aerógrafo: pintamos con  negro diluido todos los extremos del lienzo y las zonas proclives a quedar tiznadas (como la parte superior de las ventanas).  No obstante, habremos de aumentar la intensidad de este tono negro en dichas zonas. Para ello, utilizaremos un oleo marrón muy oscuro (normalmente los oleos “Negros” son marrones muy oscuros) y pigmento negro (Black Smoke (P023) de Mig Productions), que diluiremos con White Spirit hasta conseguir la consistencia de la leche. Con esta mezcla iremos rematando las zonas que previamente oscurecimos con el aerógrafo y en aquellos sitios donde es fácil que se acumulen cenizas (como las poyatas de las ventanas). El objetivo de mezclar el pigmento con el oleo es eliminar el posible efecto aceitoso del segundo, consiguiendo así un tono bastante mate.

Para terminar, con un pigmento gris claro (Panzer grey (P035) de Mig Production) podemos recrear restos de ceniza sobre las maderas calcinadas de las ventanas. Para ello, aplicamos directamente el pigmento sobre las zonas de interes. Es decir, lo aplicamos “en seco”, sin usar ningún fijador o disolvente.

La acera, que también aporta Escenorama para cada edificio, se ha pintado con las mismas técnicas, pero he aumentado el número de tonos de las baldosas (use hasta tres colores distintos) y el trabajo de pigmento se llevo a cabo con Rusian Earth (P034) de Mig productions.

Comentarios (5) Trackbacks (1)
  1. Muchas gracias por el tutorial, me ha resuelto muchas dudas, a ver si consigo hacer un trabajo tan bueno como el tuyo

  2. Hola Heresy, la tecnica de oleos que comentas “La técnica que he usado consiste en aplicar pinceladas de cada oleo indiscriminadamente por toda la superficie en cuestión, para a continuación usar un pincel plano humedecido con disolvente y arrastrar todas estas manchas de oleos a base de repetidas pinceladas”, la has aplicado alguna vez a los vehículos? por lo que parece le da un tono envejecido.
    Saludos

  3. Hola,

    Al principio, hace ya unos años, si que lo aplique en alguna ocasión. Sin embargo, en cuanto me hice con los filtros ya preparados de MIG prescindí de esta técnica. No obstante, como bien dices, por el resultado de envejecimiento que se consigue probablemente vuelva a extender su uso.

  4. Gracias por este artículo, me ha gustado mucho. Sigo tut trabajos, sobre todo los de 25/28mm, pero este artículo no lo había leido. Un saludo.

  5. Este es muy bueno el post. Saludo.


Leave a comment