Heresybrush, blog sobre modelismo para wargames y aerografía. Rubén Torregrosa
28Jun/102

Como usar pigmentos en los bajos de un vehículo

By Rubén Torregrosa

Hasta no hace mucho, mi uso de los pigmentos se limitaba a manipularlos en seco, espolvoreándolos por las zonas que me convenían, por ejemplo, con negro para recrear el humo en las salidas de los escapes. Sin embargo, recientemente he estado experimentando una nueva forma de aplicarlos, basada en un diluyente: Pigment Fixer de MIG productions, y en este tutorial voy a explicar en que se basa.

En primer lugar, como es obvio, necesitaremos tener a nuestra disposición el fijador de pigmentos (solo conozco el de MIG) y varios tonos de pigmentos (comercializados por MIG, Tamiya y Vallejo, por ejemplo). En este tutorial utilizo dos pigmentos: Europe Dust y Russian Earth, ambos de MIG. El primero es un tono claro, mientras que el segundo es bastante oscuro. La idea es recrear en la zona superior el polvo o tierra seca y en la parte inferior la tierra humedecida por el constante contacto con el suelo.

Sin embargo, con esto no conseguiremos un efecto de barro húmedo, para lo cual necesitaríamos utilizar un barniz brillante (preferiblemente aplicado con aerógrafo una vez secos los pigmentos) y reforzar la textura con arena fina (mezclada con el pigmento y cola blanca). Así pues, en esta situación podríamos prescindir del fijador de pigmentos, optando por la cola blanca.

Siguiendo con el ejemplo, lo primero que haremos será depositar el pigmento sobre la superficie de interés: insertamos un pincel grueso en el bote de pigmento y lo cargamos generosamente, para después, descargarlo sobre la superficie espolvoreándolo suavemente. Para recrear el efecto previamente citado, primero aplicamos el pigmento claro por toda la superficie, seguido del pigmento oscuro restringido a las zonas inferiores o de mayor acceso al suelo. Además de ensuciar los bajos del vehículo, sería prudente hacer lo mismo con los huecos de las cadenas de las orugas (la zona de mayor relieve no se vería tan ensuciada, por el constante roce). Un detalle importante es la gravedad (quién la inventara…:P), lo que nos obligará a situar la miniatura volcada para evitar que el pigmento, que no deja de ser polvo o arenilla, se desprenda.

A continuación utilizaremos el fijador. Para ello, con otro pincel grueso (no usar el mismo, para evitar ensuciar el contenido del bote) cargamos el liquido y con sumo cuidado lo depositamos sobre los depósitos de pigmentos extendidos previamente. Con rozarlos basta, pues por capilaridad se extenderá rápidamente. Hay que procurar que el pincel no entre en contacto, por la misma razón citada al principio.

Ahora podemos seguir dos pautas: no tocar y dejar que seque, donde los depósitos que extendimos quedarán tal y como lo hicimos (en muchos casos, ganando una textura granulosa, lo cual facilita la tarea de recrear la tierra adherida). O bien, aun húmedos, mezclar con un pincel los pigmentos, buscando así la coloración deseada. Esta segunda opción es la que ejemplifica las fotos del tutorial. Por otro lado, esta segundo opción puede ampliarse aún más, con el uso de oleos previamente diluidos en trementina: por ejemplo, tonos ocres o arcillosos para resaltar una zona.

Una vez seco, tarda un rato, conseguiremos un efecto de suciedad bastante realista (de hecho, ciertamente el proceso es análogo al que ocurriría en realidad), con un tono mate puro. El bunker de la foto inicial viene de la mano del maestro Porta.


Comments (2) Trackbacks (3)
  1. Hola,

    Me gusta mucho tu blog,

    Si estas intresado en mas productos de modelismo te invito a visitar nuestra pagina, podremas hacerte descuentos sobre nuestros productos de Modelismo.

    http://www.virtualvillage.es/modelismo

    No dudes en contactarme para mas informaciones.


Leave a comment