Heresybrush, blog sobre modelismo para wargames y aerografía. Rubén Torregrosa
3Oct/090

Como pintar caras y manos en 15mm

By Rubén Torregrosa

Pintar caras 15mm

Como antaño hice para caras en miniaturas de 28mm , en las siguientes líneas voy a tratar de explicar cómo pintar caras y manos en miniaturas de 15mm. En primer lugar, comentar que existen infinidad de estilos para pintar la carne a esta escala, y el mío no es mejor, ni peor. Simplemente es “mío”. Es decir, lo ideal es probar  varios estilos, y no ya solo elegir el que más nos guste, si no crear el nuestro propio a base de experimentar y probar distintas técnicas.

Como es lógico, no es lo mismo pintar 15mm, que 28mm, principalmente por el tamaño de las superficies que tendremos que pintar. Por tanto, el trabajo de degradado que se hace en 28mm conviene dejarlo a parte, pues a esta escala es complicado hacerlo, y posiblemente después no se aprecie. Como ya dije en el tutorial de los camuflajes en 15mm, a esta escala lo que hay que buscar es CONTRASTE, para que la miniatura llame la atención a pesar de su pequeño tamaño. En mi caso, para conseguir este contraste en la piel me baso en tres cosas: el uso de un color marrón oscuro como base, como el Marrón mate (984, Vallejo), la pintura “por zonas” de la carne y la aplicación de luces elevadas (con bastante blanco). Así pues, comencemos:

En primer lugar, se pinta toda la superficie que vaya a ir en carne con Marrón Mate (recordemos que en 28mm no partíamos de un color tan oscuro, si no de una mezcla de Marrón Mate + Marrón Naranja). Hay gente que utiliza negro en lugar de un marrón oscuro. En mi opinión, el negro crea un gran contraste, si, pero es poco realista, pues el tono carne es marrón, y sus sombras  deben ser marrones.

Después se pinta la carne con un tono intermedio (entre el marrón y el carne), como el Marrón Naranja (981, Vallejo). Este color, además de servirnos de tono intermedio, para facilitar la aplicación de un color claro (carne) sobre otro oscuro (marrón), nos servirá como unas sombras suaves de la carne. Es decir, los colores posteriores que se apliquen respetarán alguna zona profunda en este color, como por ejemplo los rebordes de la nariz, la parte inferior de los mofletes, parte superior del “envés” de la mano, etc. Creando así un efecto de sombra. La forma de aplicar este color será “por zonas”: se pinta de manera individual cada zona de la carne, dejando como separación un trazo en Marrón Mate. Como ya hice en el tutorial de 28mm, he preparado una imagen donde se distinguen estas zonas a pintar, en color rojo. Las zonas sin remarcar en rojo serían las que irían en Marrón Mate, incluidas las dos zonas azules, que representan los ojos. Es decir, en las manos se pintaría: el “envés” y cada dedo; mientras que en la cara pintaríamos: mofletes, nariz, boca,  y cejas (si las tiene). Si nos pasamos, siempre podemos repasar.

Tras este tono intermedio, ya aplicamos el color carne como tal. Este color carne será una mezcla de Marrón Naranja + Carne Mate  (955, Vallejo) a partes iguales. Este tono lo aplicaremos generosamente por todas las partes de carne que hayamos pintado con Marrón Naranja, pudiendo respetar alguna para que haga de sombra suave (como comente antes).

Después ya vendrían las luces. Para conseguirlas se añade Blanco Mate a la mezcla anterior. Cuanto más intensa queramos que sea la luz, más blanco habrá que echar. Normalmente, con un par de subidas basta, pero todo depende de cómo nos quede y lo que busquemos. En cualquier caso, estas luces irán aplicadas exclusivamente a las zonas más prominentes, como la punta de la nariz, punta de los dedos, parte superior de los mofletes, etc. A cada nueva subida de luz, su aérea de aplicación de verá reducida, hasta la última subida, que debería ser un mero puntito.